“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Cinco enfermeras inician huelga de hambre en Chiapas; exigen la reinstalación de 14 compañeros

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Cinco enfermeras del Hospital de la Mujer “Doctor Rafael Pascacio Gamboa”, en esta ciudad, iniciaron una huelga de hambre para exigir la reinstalación de 14 compañeros que fueron despedidos a raíz de la protesta que impulsaron para demandar mejores condiciones laborales y el abasto de medicamentos en los distintos hospitales y clínicas del estado.

Desde hace tres meses, cuando empezaron las manifestaciones, los empleados han exigido a las autoridades que no les “roben” más su dinero, pues cada mes les descuentan las cuotas para el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), Infonavit y otras instancias crediticias, pero el gobierno no paga y ellos ya han sido enviados al buró de crédito.

Esta mañana, las enfermeras María de Jesús Espinosa de los Santos, con 30 años de servicio; Cielo Gramajo, con 27; Nelly Ivonne Castillo Escobar, con 20; María Isidra Orozco, con 21, y Verónica Zenteno Pérez, con 27 años de servicio en el sector salud, se declararon este lunes en huelga de hambre.

Afuera del Hospital de la Mujer, donde los empleados instalaron su campamento de protesta desde hace tres meses, los médicos colocaron otra carpa para que ahí permanezcan las cinco enfermeras, quienes advirtieron que si el gobierno estatal no da respuesta a sus peticiones, cada 48 horas un sindicalizado del sector salud se unirá a la huelga de hambre.

Demandaron al gobernador Manuel Velasco Coello y al secretario de Salud de la entidad, Francisco Ortega Farrera, que atiendan el reclamo de los trabajadores, porque hasta ahora sólo han sido tratados con indiferencia.

Espinosa de los Santos manifestó que después de 30 años de servicio tuvo que sumarse al movimiento de protesta por diversas razones, una de ellas porque el dinero que les descuentan “no va a parar a donde debe, como el SAR o el Infonavit, y eso es algo que ha dañado a miles de trabajadores de este sector”.

Además, agregó, les deben muchos bonos que a lo largo de sus luchas como gremio han conseguido, y no hay medicamentos e insumos en todos los hospitales y clínicas de la entidad.

La vocera del grupo manifestó que hubieran preferido no llegar a este extremo, “pero la sordera” del gobierno de Manuel Velasco y su secretario de Salud, Ortega Farrera, agregó, los orilló a tomar esa medida.

Y más: acusó al líder de la Sección 50 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Sector Salud, José Luis Díaz Selvas, de ser cómplice de la corrupción y los abusos del gobierno estatal contra de los médicos y enfermeras.

También el líder nacional sindical, Marco Antonio García Ayala, es comparsa de los gobiernos federal y estatal y de los abusos en contra de la clase trabajadora del sector salud, subrayó Espinosa de los Santos.

En apoyo de las enfermeras arribaron a esta ciudad activistas de diversas organizaciones, entre ellas Modesta Ramirez, del Frente de Mujeres Sindicalistas de Chiapas, así como líderes de organizaciones sociales campesinas y urbanas, como Juan Guerrero Hernández y Carlos Pereyra, además de José Luis Sánchez Huerta y Selene Domínguez, del Frente Feminista de Chiapas.

Comentarios