Madre “rastreadora” desentierra a su propio hijo de fosa clandestina en Sinaloa

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ocho meses después de que su propia madre, sin saberlo, exhumó sus restos humanos, este miércoles los despojos de Juan Carlos Martínez Hernández fueron entregados a sus deudos para sepultura legal.

“El Chino”, residente de Batamote, Guasave, con 20 años de edad, desapareció el 3 de noviembre de 2015 en compañía de Eleazar Núñez Norzagaray. Un grupo de policías de Ahome privó de la libertad a ambos jóvenes y desde entonces se desconocía su paradero, según información difundida por Ríodoce.

El 31 de agosto de 2016, la madre de Juan Carlos se integró al grupo de mujeres con familiares desaparecidos, denominado las “Rastreadoras”, y exhumó cuatro cuerpos que estaban sepultados de forma clandestina en parajes del predio Bolsas de Tosalibampo, al poniente de Los Mochis, Sinaloa.

Los restos humanos fueron entregados a forenses, y ocho meses después se acreditó con pruebas genéticas que se trataba de Juan Carlos. En una segunda ocasión fueron exhumados y entregados a los deudos para su sepultura final.

Comentarios