“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Sobre Peña Nieto y Ruiz Esparza presumen obras con tufo de corrupción

Señor director:

Me dirijo a usted en relación con la información publicada el día 4 de abril de 2017 en su portal: http://www.proceso.com.mx/480972/pena-nieto-ruiz-esparza-presumen-obras-tufocorrupcion, y en su caso en otros medios electrónicos e impresos, respecto de la nota con el título “Peña Nieto y Ruiz Esparza presumen obras con tufo de corrupción” toda vez que contiene imputaciones falsas respecto a mi persona que ponen en duda mi integridad y afectan la consideración que de mi tiene la sociedad causándome un agravio en mi honor, vida privada e imagen.

Por ello, con fundamento en lo dispuesto por los artículos 14 de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos que a la letra señala: “Toda persona afectada por informaciones inexactas o agraviantes emitidas en su perjuicio a través de medios de difusión legalmente reglamentado y que se dirijan al público en general tiene el derecho a efectuar por el mismo órgano de difusión su rectificación respuesta en las condiciones que establezca la ley”; Articulo VI párrafo 1 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y lo dispuesto en los artículos 2, fracciones 11 y 111, párrafo primero, 4, 5 y 6°, fracción primera de la Ley Reglamentaria del Artículo 6° párrafo 1° de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de Derecho de Réplica, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 4 de noviembre de 2015, me dirijo a Usted en ejercicio del Derecho de Réplica respecto a la información publicada.

Y en virtud de que dichas manifestaciones son falsas y causan agravio en mi honor, vida privada e imagen, solicito el Derecho de Réplica que me otorgan las disposiciones legales invocadas, de conformidad con el formato que establece el Capítulo II y en específico el Articulo 10 de dicha ley reglamentaria en materia de Derecho de Réplica; manifiesto lo siguiente:

El suscrito Cornelius Daniel Versteeg Zebadúa no tiene relación con la empresa Dragamex, S.A. de C.V., desde el 30 de octubre del 2008, en que el suscrito enajenó sus acciones de dicha sociedad. Es falso que el suscrito la dirija como se señala, pues dejó de hacerlo desde ese año.

Por otro lado, y en relación con la imputación que se hace a mi persona sobre actos de corrupción, entre los que dice usted, está el del Túnel Sumergido de Coatzacoalcos, los niego rotundamente y me permito informarle que dicha afirmación es también falsa y dañosa a mi persona, ya que, en primer lugar, las empresas que yo represento enajenaron las acciones de las que eran propietarias en la Concesionaria del Túnel Sumergido de Coatzacoalcos el día 1° de febrero del 2007 y desde esa fecha dejé de formar parte de su consejo de administración. Las empresas que represento que tienen participación en la diversa constructora, han sido objeto de múltiples violaciones a sus derechos y por ello, he ejercido acciones judiciales en contra del Gobierno del Estado de Veracruz y personas relacionadas con la concesión y la constructora, señalando presuntos actos de corrupción.

Por todo lo anterior, le solicito tenga a bien publicar la presente carta que se emite en ejercicio de mi derecho de Réplica en todos los medios en los que se haya publicado la nota a la que me he referido y en las que se han hecho imputaciones falsas a mi persona.

ATENTAMENTE

Cornelius Daniel Versteeg Zebadúa

Respuesta del reportero

En atención a su carta precedente me permito expresarle que, la afirmación sobre su participación accionaria en la empresa Dragamex, se fundó en las actas asentadas en el Registro Público de Comercio de la Secretaría de Economía del Gobierno de la República.

Conforme al alta de socios -adjunto a la presente- consultada en la fecha de la publicación de la noticia a que se refiere y el día de hoy, para responder a su comunicación, aparece su nombre, con estatus “Activo”.

El alta de socios.

El alta de socios.

Así mismo, me permito observar que al revisar los procedimientos registrales en lo correspondiente al año 2008, no se encontró algún acto de enajenación de acciones. No omito mencionar que se localizó el registro de una Asamblea de Accionistas en el que consta la renuncia del remitente a la presidencia del Consejo de Administración con fecha de inscripción de 27 de marzo de 2009.

Por otra parte, al señor Veersteg Zebadúa, le asiste la razón en lo tocante al Túnel Sumergido, por lo que con esta rectificación le ofrezco una disculpa.

Arturo Rodríguez García

Comentarios