PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Veytia se declara inocente ante corte de Nueva York

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El exfiscal de Nayarit, Edgar Veytia, se declaró inocente de los tres cargos que se le imputan, durante su presentación y arraigo ante la corte del distrito de Nueva York.

Veytia negó los cargos relacionados con su presunta conspiración para importar y distribuir heroína, cocaína, metanfetamina y mariguana en Estados Unidos, entre enero de 2013 y febrero de 2017.

De acuerdo con Notimex, el magistrado de la corte respondió por teléfono a la presentación de Veytia y fijó para el miércoles 12 de abril la próxima audiencia; sin embargo, la defensa del exfuncionario mexicano indicó que solicitará una prórroga para que el caso inicie el lunes 17 de abril.

De acuerdo con la acusación, Veytia conspiró con otros individuos, cuya identidad no fue revelada en el expediente, para distribuir en Estados Unidos un kilo o más de heroína; cinco kilos o más de cocaína; 500 gramos o más de metanfetamina; y mil kilos de mariguana.

Los documentos asientan además que Veytia, quien según sus abogados es también ciudadano estadounidense, era conocido por los apodos de “El diablo”, “eepp” y “Lic Veytia”.

La abogada Gretchen Von Helms declaró que disputaría las razones por las que el caso fue radicado en Nueva York, al considerar que esta corte carece de jurisdicción para juzgar al exfuncionario mexicano.

Indicó que hasta el momento no ha visto la evidencia del caso ni los informes en que se basa la acusación.

“Existen muchos diferentes detalles sobre los supuestos cargamentos”, apuntó.

Von Helms reveló que Veytia está detenido en el Centro Metropolitano de Detención de Brooklyn, una cárcel común donde convivirá con otros reos y donde tendrá contacto con su familia y sus abogados.

Asimismo, la abogada aseveró que preparará una solicitud de fianza a fin de que Veytia pudiera seguir su caso en libertad y rechazó que el caso tenga relación alguna con el del narcotraficante mexicano Joaquín El Chapo Guzmán, que también se desahoga en la corte de Brooklyn.

Comentarios