Ante ejecuciones e inseguridad, llega la Policía Militar a Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- Para combatir a la delincuencia organizada y a objetivos “muy específicos”, este martes el gobierno de Veracruz dio el banderazo de salida a los operativos y patrullajes de la Policía Militar en la entidad.

Son 400 elementos de esta área operativa del Ejército mexicano que reforzarán el trabajo que actualmente hace la Secretaria de Marina (Semar), dijo el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

Expuso que estás cuadrillas de la milicia irán a la región de Córdoba-Orizaba donde se ha recrudecido las pugnas entre células de la delincuencia organizada.

Al dar la bienvenida a la Policía Militar en Veracruz, el gobernador –quien desde hace un mes pidió a la Secretaria de Gobernación el apoyo de la Policía Militar—exhortó a senadores y diputados federales a que aprueben la Ley de Seguridad Interior.

Para formalizar los operativos, Yunes Linares firmó un convenio de apoyo a seguridad con el comandante de la Sexta Región Militar, Juan Manuel Rico Gámez. Además el mandatario agradeció al presidente de la república, Enrique Peña Nieto, y al Secretario de la Defensa Nacional, General Salvador Cienfuegos Zepeda, por enviar a la Policía Militar para fortalecer las acciones que realiza el Grupo de Coordinación Veracruz.

Yunes Linares destacó que la Policía Militar llega a sumarse a la tarea más importante que tiene a su cargo el Estado mexicano, la de preservar la vida, la integridad física y el patrimonio de las personas.

“Esta suma de esfuerzos permitirá a Veracruz regresar a la ruta de la estabilidad y que los ciudadanos puedan realizar sus actividades sin temor”, dijo.

En Veracruz, de acuerdo con datos del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) se han registrado en promedio casi 200 homicidios dolosos por mes desde que arrancó el gobierno de Yunes Linares.

Apenas el lunes pasado, dos ganaderos y un caporal fueron encontrados muertos en las inmediaciones del rancho San Joaquín en el municipio de Oluta, a 350 kilómetros de la capital del estado.

El ganadero, Gustavo Trolle Mortera, su hijo Carlos Gustavo Trolle y su mayoral, Victor Gabino Tadeo, habían sido privados de la libertad la semana anterior, y ayer fueron descubiertos “embolsados” y con disparos de arma de fuego dentro de un barranco.

El domingo, en la congregación de Ídolos fueron halladas cinco bolsas negras con restos humanos.

Yunes dijo este martes que con la llegada de la Policía Militar se tendrá la oportunidad de ir generando capacidades policiales propias y, en paralelo, combatir el flagelo de la delincuencia que afecta a los veracruzanos.

Comentarios