Vinculan a proceso a tercer implicado en el asesinato de Ema Gabriela Molina

MÉRIDA, Yuc., (apro).- César Rogelio Reyes Barrueta, el tercer detenido por el asesinato de Ema Gabriela Molina Canto, fue vinculado a proceso penal por el delito de homicidio calificado agravado con premeditación, alevosía y ventaja, y como medida cautelar se le dictó la prisión preventiva oficiosa por un año.

Reyes Barrueta, capturado el pasado jueves en Ecatepec, Estado de México, es considerado coautor material directo en el homicidio de Molina Canto, crimen que, según su propia confesión ante el juez, él se habría encargado de organizar.

Antes que Reyes Barrueta, El Huero, fueron atrapados y vinculados a proceso los presuntos sicarios Jonathan Mézquita Ávalos y Óscar Miguel López Tobilla, de 25 y 19 años de edad respectivamente. Los tres son tabasqueños.

Ema Gabriela, de 42 años y madre de tres menores, fue asesinada de 11 puñaladas la tarde del pasado 27 de marzo a las puertas de su domicilio, en el fraccionamiento San Luis, y frente a sus hijos. El principal sospechoso como posible autor intelectual es su exesposo.

Ella estuvo casada con Alberto Martín Medina Sonda, a su vez socio, operador financiero y presunto prestanombres de José Manuel Saiz Pineda, quien fue tesorero del gobierno de Tabasco en el sexenio de Andrés Granier.

Implicado en el caso Granier, Medina Sonda está preso en la cárcel de Tabasco procesado por lavado de dinero desviado de las arcas tabasqueñas, delito por el que al parecer hoy podría recibir sentencia.

En la audiencia de vinculación a proceso de Reyes Berrueta, salieron a flote más implicados en la ejecución del crimen. Se hizo mención de otro enigmático personaje, quien viajó a Mérida para participar en el “trabajo”. La intención, se insistió, era “dar un susto” a Ema Gabriela, pero a Mézquita y López “se les pasó la mano y la mataron”.

Entre los implicados, figuran también los conductores del ecotaxi en el que fueron detenidos Mézquita y López, y un Uber que alquiló Reyes Berrueta para vigilar los movimientos de la víctima en los días previos a su muerte y que lo dejó a él en el aeropuerto y al enigmático cómplice en Ciudad del Carmen, Campeche.

Se ignora si los choferes se involucraron con conciencia plena, aunque al parecer no porque ambos aceptaron colaborar con las autoridades.

Fue a la cuenta de Reyes Berrueta donde se depositaron 70 mil pesos para pagar a los sicarios una vez finalizado el trabajo que se les encargó.

En la sala 8 del Centro de Justicia Oral de Mérida, el juez de control del primer distrito judicial del sistema penal acusatorio y oral del Poder Judicial del Estado, Luis Edwin Mugarte Guerrero celebró la audiencia de vinculación a proceso del tercer detenido en relación al homicidio de Ema Gabriela ocurrido el pasado 27 de marzo en esta ciudad.

En la audiencia los fiscales solicitaron la vinculación a proceso del imputado y enunciaron los datos de prueba que obran en su carpeta de investigación, lo que el juez Luis Edwin Mugarte declaró dadas las evidencias que obran en la carpeta de vinculación y la confesión del ahora procesado.

También, a petición de los fiscales, prorrogó por un año la medida cautelar de prisión preventiva oficiosa que le impuso en la audiencia anterior, la de imputación.

El juez también concedió un plazo de cuatro meses a los fiscales para cerrar su investigación.

Comentarios