PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Alistan relevo en Federación de Tiro con Arco tras desaparición de su expresidenta

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A más tardar en 30 días se realizarán elecciones para nombrar a quien encabezará la Federación Mexicana de Tiro con Arco (Femeta), acéfala desde octubre pasado, cuando se vio por última vez a la expresidenta Effy Sánchez.

Este martes 11 miembros de la Femeta, entre ellos los presidentes de las asociaciones estatales de Aguascalientes, Morelos, Baja California, Nuevo León, Hidalgo, Ciudad de México, Guerrero, Querétaro y de la UNAM, acordaron convocar a elecciones para concluir el periodo 2017-2018.

Desde que el director de la Conade, Alfredo Castillo, anunció que interpuso denuncias penales contra aquellos presidente de federación que tienen adeudos de recursos federales y otras irregularidades en sus comprobaciones de gastos, Effy Sánchez desapareció.

Según la Conade, Sánchez presuntamente desvió 27 millones de pesos que salieron de las arcas del gobierno federal.

En diciembre de 2015, durante una conferencia de prensa realizada en las instalaciones del Comité Olímpico Mexicano (COM), Sánchez declaró que cuenta con la documentación que comprueba los gastos, pero que la Conade no acepta esos papeles “por detalles mínimos”.

La expresidenta de la Femeta no viajó a Río de Janeiro para acompañar a los seleccionados nacionales de tiro con arco, y la última vez que se le vio públicamente fue hace seis meses.

De acuerdo con el estatuto de la Femeta, Effy Sánchez fue desconocida como presidenta por abandonar sus funciones.

La convocatoria para las elecciones es únicamente para el cargo de presidente, ya que los demás integrantes del Consejo Directivo siguen en funciones: Leonardo Pineda, vicepresidente; Laura Campos, secretaria; Rosa María Castillo, tesorera; Santiago Avitia, comisario; Juan Manuel Curiel, primer vocal, y Jesús Alvarado, segundo vocal.

Pese a que desde que asumió la dirección de Conade, hace dos años, Alfredo Castillo anunció que “limpiaría” las federaciones y metería a la cárcel a los presidentes que haya cometido ilícitos, esto no ha ocurrido.

Hasta ahora, el único indiciado es el presidente de la Federación Mexicana de Asociaciones de Atletismo (FMAA), Antonio Lozano, quien en diciembre pasó 22 días en el Reclusorio Sur tras dictársele la formal prisión por el delito de fraude.

Por tratarse de un delito no grave, Lozano está llevando su proceso en libertad. Según la averiguación previa, el federativo adquirió con facturas falsas 4.5 millones de pesos que le asignó la Conade para la compra de suplementos alimenticios y equipamiento deportivo.

Comentarios