Se eleva a cinco el número de muertos en Venezuela

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La cifra de muertos en Venezuela, durante las protestas contra el gobierno de Nicolás Maduro, se elevó a cinco este jueves tras el fallecimiento de Gruseny Antonio Calderón, de 32 años de edad.

El hombre murió en un hospital de la ciudad de Barquisimeto, en el estado de Lara, adonde fue ingresado el martes 11, después de que resultó herido por disparos de balas de goma durante una protesta callejera contra el gobierno de Nicolás Maduro, dijo a The Associated Press el diputado opositor Alfonso Marquina.

Los disparos que recibió en la espalda lesionaron el pulmón derecho, el diafragma y el hígado, precisó Marquina.

Por separado, la Fiscalía informó en un comunicado que también en Barquisimeto falleció Miguel Antonio Colmenares, de 36 años de edad, y la víspera murió Brayan Principal, de 13 años.

El 6 y el 10 de abril perdieron la vida dos universitarios de 19 y 20 años, respectivamente, en los estados Miranda y Carabobo, también en manifestaciones callejeras.

Por los dos casos fueron detenidos tres policías que son señalados como presuntos responsables.

De acuerdo con un despacho informativo de AFP, lejos de aplacarse con la Semana Santa, la tensión en Venezuela se extendió a la celebración religiosa.

“¡Libertad! ¡Libertad! ¡Libertad!”, gritó una multitud este miércoles al finalizar la misa previa a la procesión del Nazareno de San Pablo, en el centro de Caracas, oficiada por el cardenal Jorge Urosa, duro crítico del chavismo.

El coro dio paso a golpes, gritos y empujones entre chavistas y opositores dentro de la Basílica de Santa Teresa, adonde acudieron dirigentes políticos. No se reportaron lesionados.

Urosa, quien tuvo que salir escoltado por policías, había pedido en la mañana “no politizar” los actos de Semana Santa, luego de que dirigentes opositores llamaran a acudir a la procesión con la bandera venezolana.

En entrevista, el cardenal Baltazar Porras condenó los hechos y culpó al gobierno de Maduro de atizar el fuego con “discursos guerreristas en días que deberían ser de paz y tranquilidad”.

La crispación se manifestó igualmente en San Cristóbal (frontera con Colombia). La fachada de su catedral amaneció este miércoles con la frase: “muerte a los curas”, pintada en rojo, denunció la diócesis local.

La oposición, decidida a mantener la presión en las calles para lograr la realización de elecciones generales y la remoción de los magistrados del máximo tribunal, convocó este jueves a nuevas protestas en Caracas y otras ciudades del interior.
Las manifestaciones casi diarias de las últimas dos semanas contra el gobierno de Nicolás Maduro y el Tribunal Supremo de Justicia han dejado además varias decenas de heridos y 135 detenidos en todo el país.

Comentarios