“Madre de todas las bombas” mató a 36 integrantes del EI: gobierno afgano (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La “madre de todas las bombas” lanzada la víspera por el gobierno de Estados Unidos en la provincia oriental de Nangarhar, Afganistán, mató a por lo menos 36 militantes del Estado Islámico (EI), informó hoy el Ministerio de Defensa afgano.

“El ataque ha destruido una sede del EI, tres de sus escondites junto con varios búnkeres y túneles profundos, así como una enorme cantidad de armas y municiones”, afirmó el Ministerio de Defensa afgano en un comunicado.

El jueves pasado por la noche, el ejército estadunidense lanzó una bomba GBU-43, o Artillería de Explosión Aérea Masiva (MOAB), conocida contra un complejo de cuevas del Estado Islámico en el distrito de Achin, provincia afgana de Nangarhar, en la frontera con Pakistán.
Según el reporte de la autoridad afgana, ningún civil resultó herido tras la incursión que tuvo lugar en la aldea de Mohmand Dara, distrito de Asadkhil.

El Pentágono estadunidense publicó un video del momento del ataque que fue diseñado para “minimizar el riesgo” a las fuerzas afganas y estadunidenses que llevan a cabo operaciones de limpieza en la zona, mientras maximizan la destrucción de los combatientes e instalaciones del EI, señalaron las fuerzas estadunidenses y afganas.

Mohammad Ashraf Ghani, presidente afgano, aplaudió el ataque a las posiciones del EI.

“Se han tomado precauciones para evitar las bajas civiles con este ataque aéreo y la evaluación de las víctimas del EI está en proceso”, dijo el Palacio Presidencial afgano en un comunicado.

El distrito de Achin es considerado como un bastión del EI. La conflictiva provincia de Nangarhar, con la ciudad de Jalalabad como su capital, situada a 120 kilómetros al este de la capital nacional de Kabul, ha sido escenario de duros enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad, milicianos talibanes y combatientes del EI durante los últimos años.

EI niega bajas

Por su parte, el grupo terrorista Estado Islámico negó que se registraran muertos o heridos en sus filas por el ataque de Estados Unidos con la más potente bomba no nuclear en la provincia oriental afgana de Nangarhar.

En un breve comunicado difundido a través de la agencia de noticias Amaq, afiliada a los extremistas, aseguró que no hubo “ningún muerto ni herido tras el ataque estadunidense ayer en Nangarhar con un misil de tipo GBU-43/B”.

Con información de Xinhua

Comentarios