Temer admite reunión con representantes de Odebrecht; niega “negocios oscuros” (Video)

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente de Brasil, Michel Temer, admitió haberse reunido con representantes del grupo Odebrecht, pero dijo que nunca abordó “negocios oscuros” de la constructora con políticos, como afirmaron delatores de la compañía.

“Es verdad que participé de una reunión en 2010 con un representante de una de las mayores empresas del país. La mentira es que en esta reunión yo habría escuchado referencias a valores financieros o a negocios oscuros de la empresa con políticos. Esto jamás sucedió”, aseguró Temer en un video publicado por la Presidencia en redes sociales.

La declaración del presidente brasileño se da en respuesta a la divulgación de los señalamientos que hizo ante la Justicia el exejecutivo de Odebrecht Márcio Faria, quien sostuvo que participó en una reunión con Temer en la que se trató “la compra del Partido del Movimiento Democrático Brasileño” (PMDB, la formación presidida por Temer) por 40 millones de dólares.

Según un despacho informativo de la agencia EFE, en su testimonio ante la Justicia, Faria dijo que no trató sobre valores directamente con Temer.

El actual mandatario negó haber hablado sobre dinero y agregó que “jamás colocaría mi biografía en riesgo”.

Añadió: “El verdadero hombre público tiene que estar a la altura de sus desafíos que envuelven buenos momentos y momentos de profunda disconformidad. Mi mayor aliado es la verdad, materia prima del Poder Judicial, que revelará toda la verdad de los hechos”.

Temer ya había divulgado una nota ayer en la que aseguraba que “jamás trató de valores con el señor Márcio Faria” y que las acusaciones están basadas “en una mentira absoluta”.

La delación de Márcio Faria es una de las de 77 exdirectivos del grupo Odebrecht en las que se basó el juez instructor de la Corte Suprema del gigantesco caso de corrupción en la petrolera estatal Petrobras, Edson Fachin, para autorizar la apertura de 76 investigaciones contra de 97 políticos con fuero privilegiado.

Gran parte de la plana política brasileña aparece salpicada por haberse beneficiado de la corrupción practicada por Odebrecht, una de las más importantes constructoras de Brasil y que ha admitido que incurrió en sobornos para obtener contratos de obras públicas durante décadas, tanto en Brasil como en el exterior.

Pese a que también fue citado por los delatores de Odebrecht, la Corte Suprema se abstuvo de abrir una investigación contra Temer, debido a que la Constitución no permite que un jefe de Estado sea investigado por hechos ocurridos antes de su mandato.

Comentarios