PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Inicia temporada “La hija del aire”, una historia sobre la lucha por el poder

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El antecedente de un ataque químico a la población de Siria, la detonación de la llamada “Madre de todas las bombas” en el Medio Oriente, por parte de Estados Unidos y las amenazas de una respuesta similar por parte de Corea del Norte y Rusia, la violencia constante en México que no cesa ni en Semana Santa, son el contexto con el cual la Compañía Nacional de Teatro estrenó este fin de semana La hija del aire, de Pedro Calderón de la Barca, en el Teatro Julio Jiménez Rueda.

La historia es una adaptación de José Gabriel López Antuñano, llevada a escena con la dirección del español Ignacio García, quien explica en el programa de mano:

“Es un drama político y mitológico situado en un tiempo histórico lejano que se hunde en la noche de los tiempos. La leyenda de Semíramis y su corte puede ser cualquier reino totalitario y personalista, cualquier régimen absolutista en el que el acaparamiento del poder conduce a una sociedad hacia su destrucción. Esa destrucción, sea por el destierro de la áspera cárcel aislada o por la desolación del campo de batalla, será uno de los elementos clave de la poética visual del espectáculo. La batalla, la barbarie, la destrucción, el polvo de los desiertos del Asia menor simbolizan una costra de culpa y de dolor que elimina la identidad de los individuos y la sociedad, hasta arrancarles la esencia humana y sus diferencias.”

Escrita por Calderón de la Barca en 1653 y publicada en 1664, la historia ciertamente se sitúa en un tiempo pasado, en la antigua Asiria y en Babilonia, donde la reina Semíramis cuya ambición la lleva a enamorar al amigo del rey Nino y finalmente seduce a éste y se apropia de su reino e inicia una encarnizada lucha por el poder incluso en contra de su propio hijo. Pero la escenografía que muestra oscuridad y desolación habla de cualquier momento presente.

La historia bien puede situarse en la Siria de hoy, en Irán o en el mismo México. El montaje es resultado de la colaboración entre México y España, en el marco del 40 aniversario del restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambos países, luego de la muerte del dictador Francisco Franco.

Según el crítico Juan Arturo Brenan es llevado a escena por la Compañía Nacional de Teatro, como una continuidad en su exploración del teatro español del Siglo de Oro, luego de que montó en el pasado Festival Internacional Cervantino El cerco de Numancia, de Miguel de Cervantes Saavedra. Destaca:

La hija del aire es particularmente pertinente en nuestro tiempo porque aborda temas no sólo universales sino que nos tocan hoy a todos; el afán del poder y su perpetuación, la intriga y la doble moral, la conducta cuestionable y reprehensible de los gobernantes. En su texto, Calderón de la Barca advierte con claridad del desequilibrio social y el caos político que tales conductas de la clase gobernante provocan en los pueblos, y lo hace con una potencia y una lucidez admirables, trazando a sus personajes y sus vicios con tal nitidez que se perciben casi como arquetipos.”

La obra se estrenó en el marco del Festival del Centro Histórico este Viernes Santo, la segunda función fue el domingo 16.

A partir de este jueves 20 de abril y hasta el 16 de julio, tendrá una temporada en el Teatro Jiménez Rueda, ubicado en avenida de la República 154, colonia Tabacalera, cerca del Metro Hidalgo y la estación del Metrobús Plaza de la República.

Comentarios