Condena ONU asesinato del periodista Maximino Rodríguez Palacios

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El representante en México del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos, Jan Jarab, condenó el homicidio de Maximino Rodríguez Palacios, periodista de Baja California Sur, quien el viernes 14 se convirtió en el comunicador número 124 asesinado desde el año 2000, y por ello el funcionario de ONU-DH conminó a las autoridades federales y estatales al pronto esclarecimiento y sanción del crimen.

En un comunicado, Jarab recordó que Rodríguez Palacios había colaborado en diversos medios de comunicación de Baja California Sur, y al momento de su fallecimiento se desempeñaba como reportero de la fuente policiaca del Colectivo Pericú, aunque “habría recibido una amenaza a finales del año pasado”, de acuerdo con la información con que cuenta la ONU-DH.

Tras enviar sus condolencias a la familia y personas cercanas a Rodríguez Palacios, Jarab advirtió que “ataques como este, dirigidos contra periodistas que trabajan en medios alternativos”, atentan contra los principios que tiene toda sociedad democrática que “requiere pluralidad informativa y en sus medios de comunicación”.

Para el funcionario de la ONU-DH, el homicidio del periodista es “un trágico recordatorio de la importancia de proteger a todas las personas que ejercen el periodismo desde cualquier plataforma comunicativa”.

Tras señalar que, de acuerdo con los registros de la CNDH Maximino Rodríguez es el comunicador número 124 asesinado en los últimos 17 años, la oficina de ONU-DH resaltó la condena que a su vez hizo la Junta de Gobierno del Mecanismo de Protección a Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas, “así como las acciones anunciada por las autoridades federales y estatales, y las alerta a realizar una investigación pronta, efectiva e imparcial que permita llevar ante la justica a las personas responsables de estos asesinatos”.

Resaltó lo indicado por diversos mecanismos internacionales de derechos humanos sobre atentados como este, en que “la falta de resultados en las investigaciones de agresiones contra periodistas facilita las condiciones para que éstas se repitan, colocando en particular riesgo a quienes ejercen el periodismo en México”

Por último, ONU-DH sostuvo su compromiso para “seguir cooperando con las instituciones y las autoridades mexicanas en el fortalecimiento de las políticas y la institucionalidad existente en materia de protección de periodistas y combate a la impunidad”.

 

Comentarios