PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Los herederos de Barragán responden a Volpi

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En un comunicado difundido esta tarde y dirigido al escritor Jorge Volpi, coordinador de Difusión Cultural de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), herederos del arquitecto Luis Barragán dejaron en claro que no pretenden censurar la próxima exposición puma de la estadunidense Jill Magid con las cenizas del prestigiado Premio Pritzker 1980, que ella convirtió en anillo de brillantes para su usufructo (Proceso 2076).

Como se recuerda, el lunes 17 Volpi realizó una conferencia de prensa donde anunció la exhibición del anillo con las cenizas de Barragán (intitulado La proposición) –extraídas inexplicable y sigilosamente de la Rotonda de los Hombres Ilustres de Guadalajara con permiso de las autoridades jaliscienses, en septiembre de 2015–, que abrirá el próximo viernes 27 en el Museo de Arte Contemporáneo (MUAC) de la UNAM, y destacó:

“La Universidad no puede tratar de censurar algo que ha sido aprobado por los distintos cuerpos de expertos en esta Universidad [desde octubre de 2016, un año después de la extracción de las cenizas]… No podemos ir contra la opinión de los expertos que aprobaron una exposición porque a nosotros, nos parezca incorrecta o correcta, sería un acto de censura y en la Universidad no puede haber actos de censura.”

The New Yorker dio a conocer al mundo la noticia de la exhumación de los restos de Barragán 11 meses después del acto, en su edición del 1 de agosto de 2016.

El aval de esta polémica muestra de Magid costará a la UNAM más de un millón de pesos (1,009,640), dijo Volpi, y para la institución “no existe riesgo jurídico alguno por presentar la exposición […] al momento no se tiene noticia de la existencia de algún juicio, procedimiento o litigio que tilde de ilegal la extracción de las cenizas y la elaboración del anillo con el diamante”.

Volpi también señaló que estaban en espera de que la propia Jill Magid decline o no su asistencia a las mesas de análisis y debate sobre el sonado caso, mismo que en el semanario Proceso fue calificado como “una monstruosa, grotesca, triste y asquerosa profanación al sepulcro de Luis Barragán” por el renombrado arquitecto Fernando González Gortázar, desde el 14 de agosto de 2016.

En la carta, los herederos firmantes y algunas personalidades como el arquitecto Miquel Adrià y el historiador e investigador de arquitectura y académico de la UNAM, Enrique de Anda Alanís, enfatizaron la necesidad de que asista a los debates no sólo la artista involucrada en “la vejación de la tumba de Luis Barragán” (Jill Magid), sino también al menos tres de los actores que permitieron y apoyaron la exhumación, ya sea activamente o por omisión, so pena de que el MUAC y por ende, la UNAM, caigan en “un simulacro”: Myriam Vachez, al frente de la Secretaría de Cultura del Estado de Jalisco; “algún miembro” de la Fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán (FATLB), y Juan Palomar, de la Casa Barragán.

Este es el contenido íntegro de la carta enviada al funcionario, sin alterar la redacción ni las palabras marcadas de forma sobresaliente.

Ciudad de México a 18 de abril de 2017
Dr. Jorge Volpi Escalante
Coordinador de Difusión Cultural
Universidad Nacional Autónoma de México
PRESENTE

Estimado Dr. Volpi,
Fuimos enterados que nuestra solicitud de diálogo fue tornada a la señora Jill Magid y la propuesta de tener un espacio crítico en el marco de la exposición fue enviada a las autoridades correspondientes del MUAC para su evaluación. Agradecemos el impulso al diálogo e intercambio de ideas que usted está facilitando.

En cuanto a la participación en las mesas de diálogo que está organizando la Coordinación de Difusión Cultural UNAM mantenemos nuestra postura original. Cualquier debate o diálogo sin la presencia de la señora Jill Magid y las personas que actuaron como facilitadores de la vejación de la tumba del Arquitecto Barragán sería un simulacro.

En este sentido, reiteramos la voluntad de participar en una mesa pre inaugural con la señora Magid y de ser posible con Myriam Vachez, Secretaria de Cultura de Jalisco, y algún miembro de la Fundación de Arquitectura Tapatía Luis Barragán (FATLB), por ejemplo, el Arquitecto Juan Palomar. Existen documentos elaborados por la señora Magid en los cuales señala el involucramiento directo de estos dos actores.

Por último, como usted lo sabe, desde que se inició esta labor de crítica hacia el trabajo de la señora Magid nunca se ha solicitado ni siquiera hablado de censurar la exposición.

No se busca estar en contra de una expresión artística; se trabaja para exponer las irregularidades, inconsistencias y mentiras detrás de esta muestra avalada por el MUAC.

Ojalá la señora Magid y sus facilitadores mostraran el mismo ímpetu en defender su visión que el MUAC en exponerla.

ATENTAMENTE
Emma Barragán Flores
(Sobrina y heredera del Arquitecto Barragán)
Luz María Lorena Barragán Flores
(Sobrina y heredera del Arquitecto Barragán)
Eulalia Barragán Flores
(Sobrina y heredera del Arquitecto Barragán)
Adriana Williams
(Amiga y heredera del Arquitecto Barragán)
Dr. Enrique de Anda Alanís
Dr. Daniel Garza Usabiaga
Arq. Miquel Adrià
César Cervantes

Comentarios