PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Diputados dan luz verde a mayor inversión extranjera en transporte aéreo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Cámara de Diputados aprobó aumentar de 25 a 49% la participación del capital extranjero en los servicios de transporte aéreo nacional regular y no regular.

La reforma al artículo séptimo de la Ley de Inversión Extranjera obtuvo 280 votos a favor, 83 en contra y dos abstenciones.

Al fundamentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Economía, el priista Jorge Enrique Dávila Flores, dijo que entre todas las actividades económicas del país, el transporte aéreo ha sido una de las más restringidas para recibir capital foráneo, ya que la participación permitida no se había modificado desde hacía 24 años, cuando la Ley de Inversión Extranjera entró en vigor.

Actualmente, justificó, tanto la economía nacional como la internacional han cambiado de forma sustantiva en comparación con lo que sucedía en 1993, por lo que los límites de la inversión extranjera que la ley establece para el transporte aéreo, lejos de contribuir en su desarrollo y competencia han ocasionado un rezago si se comparan con otras naciones.

El primero en cuestionar el dictamen fue el partido Movimiento Ciudadano, que en voz del diputado Jorge Álvarez Máynez denunció que el dictamen “es un traje a la medida que ya negociaron las aerolíneas con sus contrapartes no en el mundo, sino en Estados Unidos”.

El legislador de MC alertó: “No se va a invitar a las grandes aerolíneas del mundo, ni a las que mejores prácticas o estándares de calidad tienen. Las que van a venir a invertir son las peores y no habrá nuevas ofertas ni van a mejorar las condiciones para los usuarios”.

Siguió Morena, quien a través de la legisladora Concepción Villa González pidió a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) entregar a la Cámara de Diputados una opinión amplia y fundada acerca de los efectos que tendrá elevar de 25 a 49% la participación de la inversión extranjera en aerolíneas nacionales, el impacto en la democratización del capital y en la preponderancia en el mercado aeronáutico.

Sobre todo, apuntó, porque en la alianza Delta Airlines-Aeroméxico el límite fue excedido ilegalmente. La empresa estadunidense participaba con 17% de Aeroméxico y con la compra del 32 adicional suma 49% de las acciones de la aerolínea mexicana. Esa participación supera el 41% de los empresarios mexicanos, precisó.

A nombre del PRD, la legisladora Lluvia Flores Sonduk afirmó que “el problema de la aviación mexicana, en el marco de la privatización, no se encuentra en la falta de inversión, sino en la política de desmantelamiento que ha favorecido intereses comerciales, y en la conversión del interés público del sector en acciones compensatorias con cargo al erario, donde solamente unos cuantos se beneficiaron”.

También acusó que la privatización del sector de aviación en México se realizó con la promesa de prosperidad y mejora de los servicios y abaratamiento de costos y precios en los vuelos, pero se perdieron fuentes de empleo que dan cuenta del costo laboral, en contraste con los beneficios que decían y prometían que traería la inversión extranjera.

El diputado de Encuentro Social Gonzalo Guízar Valladares, al hablar a favor de la reforma, dijo que con el aumento de participación “no se pierde la rectoría en la toma de decisiones de los inversionistas nacionales”.

“Esto, sin duda, va de la mano con la iniciativa de exigir a las empresas aeronáuticas un mejor servicio y mayor penalización cuando no cumplan con plazos de vuelos en horarios puntuales. Los obligamos a ser más eficientes y eficaces y, desde luego, protegemos al consumidor”, sostuvo.

Francisco Javier Pinto Torres, de Nueva Alianza, quien también se pronunció a favor, recordó que la ley de inversión de México es la más restrictiva de América Latina. “La industria aérea se debe diversificar, lo que implica abrirse a una mayor participación extranjera; no obstante, debido a las dimensiones de las empresas mexicanas de aerotransporte, es conveniente que los inversionistas nacionales continúen con la mayoría de votos en la toma de decisiones”.

La diputada del PVEM, Lorena Corona Valdés, destacó los beneficios que obtendrá el transporte aéreo nacional con el aumento del porcentaje de inversión extranjera, pues “no sólo incrementará las alianzas internacionales, también permitirá que los proveedores de las aerolíneas nacionales participen en el sector, lo que fortalecerá la competitividad en el mercado y la reducción de costos operativos”.

Luego refirió que de 2014 a 2015 las aerolíneas mexicanas lograron un crecimiento de 15% al pasar de 40 a 47 millones el número de pasajeros transportados. Con esta reforma, dijo, se generará un alto potencial de crecimiento en el transporte aéreo nacional.

El diputado del PAN, Ricardo del Rivero Martínez, subrayó que es preciso aumentar el límite a 49%, a fin de evitar barreras regulatorias que inhiban la inversión y frenen o deterioren el desarrollo del sector.

También dijo que una mayor participación de inversión foránea permitirá mejorar a la aviación desde una perspectiva operacional y financiera, que proporcione un mayor margen al financiamiento para apuntalar el transporte aéreo, y generar condiciones para la integración de alianzas con inversionistas que consoliden al sector y que los usuarios sean los más favorecidos, con menores tarifas y mejores servicios.

 

Comentarios