La Casa Blanca minimiza farsa del supuesto despliegue militar de EU a Norcorea

WASHINGTON (apro).- Frente a las evidencias del falso despliegue militar de Estados Unidos en la Península Coreana, la semana pasada, la Casa Blanca intentó minimizar el hecho al explicar que nunca informó de la ubicación precisa de un portaaviones nuclear y tres buques de guerra del Pentágono.

“Dijimos que se estaban dirigiendo hacia allá, y eso es un hecho”, declaró Sean Spicer, vocero del presidente Donald Trump, cuando se le cuestionó sobre el supuesto desplazamiento bélico a la Península coreana, que nunca ocurrió.

Ante la decisión del líder norcoreano Kim Jong-un de telegrafiar con mucha anticipación que el pasado fin de semana realizaría una prueba con un misil nuclear intercontinental –que fracasó–, Trump y el Pentágono anunciaron que el portaaviones nuclear USS Carl Vinson y tres buques de guerra con misiles crucero se encontraban en el Mar de Japón, rumbo a la Península Coreana.

La Casa Blanca manejó el desplazamiento bélico de Estados Unidos como una advertencia al líder norcoreano de que Trump podría tomar represalias militares si seguía adelante con los ensayos del misil intercontinental.

La noche de ayer, la Marina de Estados Unidos dio a conocer una fotografía que muestra al portaviones nuclear a 5 mil 632 kilómetros de distancia de la Península Coreana donde se suponía que se encontraba.

La imagen del Carl Vinson puso en un predicamento al Pentágono y la Casa Blanca por la evidente mentira.

El pasado martes 11, horas después de que el Pentágono difundiera la supuesta presencia de las naves de guerra en el Mar de Japón, Trump escribió en su cuenta personal de Twitter: “Corea del Norte está buscando problemas. Si China decide ayudar será grandioso, si no, ¡nosotros resolveremos el problema sin ellos! U.S.A.”.

Un día antes, el lunes 10, y ante la inminente prueba del misil norcoreano, el presidente estadunidense declaró en entrevista con la cadena de televisión Fox: “Estamos enviando a la armada poderosa, tenemos submarinos muy poderosos”, en referencia al supuesto desplazo de la flota nuclear a la Península Coreana.

Cuestionado sobre si las imprecisiones de Trump fueron un engaño, el vocero de la Casa Blanca contesto molesto: “No, a nosotros nos informó el Pentágono que los buques se dirigían hacia allá, e iban a hacia allá”.

Spicer indicó que la declaración de Donald Trump era para “mandar a Corea del Norte una señal de fortaleza”.

Con la publicación de la fotografía de la ubicación que tenía la semana pasada el Carl Vinson, el Departamento de Defensa se vio obligado a explicar que la flota se encontraba realizando ejercicios militares con Australia y estaba muy lejos de Corea del Norte.

Los tres buques de guerra artillados con misiles crucero y el portaviones nuclear llegarán a la región de la Península norcoreana hasta la próxima semana, de acuerdo con las nuevas versiones del gobierno de Estados Unidos.
De momento, el fracaso de la prueba con el misil nuclear intercontinental alivió la tensión militar entre Trump y Jong-un.

El mundo estaba pendiente de lo que acontecía en esa región de Asia, luego de que unos días antes el Ejecutivo estadunidense ordenó un ataque unilateral con misiles Tomahawk contra Siria, y unos días después, con una poderosa bomba no nuclear bautizada como la “Madre de todas las bombas”, contra el grupo fundamentalista Estado Islámico en la región fronteriza de Afganistán con Pakistán.

Este miércoles, el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, y el portavoz de Trump, se defendieron ante el engaño del despliegue militar, al especificar que nunca se precisó el lugar exacto de la flota nuclear. “En estos momentos se desplaza hacia allá y fue lo que declaramos hace unos días”, insistieron.

Comentarios