Colapsa estructura metálica del estadio Domingo Santana; tres lesionados

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En el partido inaugural de la temporada 2017 de la Liga Mexicana de Beisbol (LMB), al menos tres personas, entre ellas un jugador y un fotorreportero, resultaron lesionados al desplomarse una estructura metálica sobre la barda de los jardines del estadio Domingo Santana que desde 1991 no se utilizaba para un partido de la liga profesional.

El incidente obligó a las autoridades a suspender momentáneamente el primero de los dos juegos programados entre los Bravos de León y los Diablos Rojos del México, a fin de que personal de Protección Civil y paramédicos realizaran su trabajo. Sólo dos de las tres personas lesionadas fueron trasladadas a un nosocomio cercano para recibir atención médica. El catcher Salvador Navarrete también resultó lesionado al encontrarse en el bullpen.

No es la primera vez que sucede un incidente. Ayer falló el alumbrado, lo que provocó que el juego se suspendiera.

Ahora, sin embargo, ocurrió lo peor: Cuando se jugaba la quinta entrada, colapsó la estructura metálica y cayó sobre el bullpen y una parte de la barda, entre el jardín central y el derecho.

El estadio Domingo Santana fue remodelado con recursos del gobierno del estado y del empresario Arturo Blanco, dueño del equipo, para que los Bravos de León se estrenaran en la temporada 2017 en la LMB. El inmueble tiene 43 años y desde 1991 no se utilizaba para jugar beisbol profesional.

Desde antes del inicio de la campaña se anunció que el estadio estaría listo hasta el 18 de abril. Como la temporada comenzó el 31 de marzo, los Bravos han jugado todos sus partidos como visitantes.

El juego inaugural estaba programado para la noche del martes 18 de abril, sin embargo, la LMB anunció que fue suspendido porque la iluminación era deficiente.

Los estándares de la LMB fijan un mínimo de 1,000 lúmenes en el área del home plate y, al realizar la medición por parte de los oficiales de la Liga, la luminosidad era de 400 lúmenes.

“La decisión de no llevar a cabo el encuentro obedece al interés de la Liga por cuidar la integridad física de los peloteros, así como a garantizarle a la afición un espectáculo con los estándares mínimos requeridos”, informó la LMB.

Las obras en el Domingo Santana comenzaron retrasadas toda vez que apenas unos días antes del arranque de la temporada la LMB aceptó a Bravos de León como nuevo equipo, en lugar de los Broncos de Reynosa que desaparecieron por problemas financieros.

A pesar de la premura, la directiva de Bravos de León aseguró que el estadio estaría listo para la fecha indicada.

Para este miércoles se programó una doble cartelera –dos partidos de siete entradas cada uno– a partir de las 15:00 horas. El encuentro se interrumpió a las 16:30 horas y dos horas después de reanudó.

Comentarios