Cancelan juegos en Durango debido a que el estadio sigue en remodelación

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los Generales de Durango no inaugurarán la temporada 2017 en el estadio Francisco Villa este viernes 21 debido a que no han concluido las obras de remodelación del inmueble.

Por lo anterior, la serie de tres partidos ante los Guerreros de Oaxaca se realizará en el estadio Eduardo Vasconcelos, informó la Liga Mexicana de Beisbol (LMB).

“Las obras de adecuación del inmueble duranguense aún no se han concluido. La decisión (de no jugar en Durango) obedece al interés de la LMB de velar por la seguridad de jugadores y aficionados”, se dio a conocer en un comunicado.

La remodelación del estadio Francisco Villa la está realizando el gobierno estatal que encabeza el panista José Rosas Aispuro, quien se comprometió a tener listo a más tardar el martes 4.

Apro publicó en marzo pasado que Generales no jugaría la temporada 2017 porque las obras estaban retrasadas, además de que el dueño del equipo, Virgilio Ruiz, no contaba con recursos económicos para enfrentar la campaña.

Días después el propio presidente de la LMB, Plinio Escalante, confirmó que el equipo no jugaría y la temporada se realizaría con 15 equipos. Pero en la asamblea del 27 de marzo los presidentes de los clubes acordaron que sí participarían.

Como era de esperarse, el inmueble no quedó listo a tiempo por lo que Durango jugará otra serie más fuera de casa. La semana pasada se registró un incendio en el estadio Francisco Villa.

Hasta mediados de marzo el gobierno estatal había invertido 30 millones de pesos de recursos públicos en la remodelación.

Por otro lado, la LMB informó los nombres de los lesionados por la caída de una estructura metálica sobre el jardín central del estadio Domingo Santana, casa de los Bravos de León, en la parte baja de la quinta entrada.

Se trata de los camarógrafos de la Unidad de Televisión de Guanajuato (TV 4), Víctor Hugo Sánchez y Rodrigo Ángel Rocha, el primero con contusiones en hombro y mano, y el segundo con una lesión en el tobillo, así como el coach de pitcheo de los Diablos Rojos, Braulio Neri, quien presenta una lesión en una rodilla.

La LMB aclaró que debido a un fuerte viento la estructura del ojo del bateador se venció y cayó sobre el jardín central, pero que analizará la situación y aplicará las sanciones correspondientes.

En la jornada de doble juego de este miércoles los Bravos de León cayeron 4-1 y ganaron 8-0 ante los Diablos Rojos del México.

 

Comentarios