Trump anunciará “en una o dos semanas” los cambios que quiere hacer al TLCAN

WASHINGTON (apro).- El presidente Donald Trump insistió este jueves que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado con Canadá y México es una desgracia para su país, y en una o dos semanas, dijo, dará a conocer los cambios que quiere hacerle al pacto comercial.

“El hecho es que el TLCAN, ya sea México o Canadá, es un desastre para nuestro país. Es un desastre, un desastre comercial, y en una o dos semanas estaré informando lo que vamos a hacer con el TLCAN”, aseguró en la Casa Blanca.

Durante una ceremonia para la firma del memorado ejecutivo para investigar la expansión del comercio en materia de acero, Trump revivió sus críticas al acuerdo tripartita e insistió que si no queda conforme con los puntos que se renegocien con México y Canadá, sacará a Estados Unidos.

“Desde que asumí la presidencia he venido cumpliendo la promesa de grandes ligas, comenzando con la salida del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica, que hubiese sido una catástrofe para nuestras empresas y trabajadores… Hubiese sido otro desastre como el del TLCAN, que fue un desastre y continúa siendo un desastre”, subrayó.

En el Congreso federal estadunidense, los comités de Finanzas (del Senado) y de Medios y Arbitrios (de la Cámara de Representantes) analizan los aspectos que podrían ser revisados o actualizados en el TLCAN.

Bajo la llamada Fast Track Act (Acta de la Vía Rápida), el poder ejecutivo de Estados Unidos tiene un plazo de 60 días, después de notificar a los dos comités lo que pretende hacer, para establecer los parámetros de renegociación de un acuerdo comercial internacional. Su propósito es eludir que el Congreso proponga o promulgue enmiendas a los incisos renegociados.

Por los tiempos legales que tiene Trump ante el Congreso para modificar al TLCAN, se espera que las negociaciones de revisión del acuerdo comercial tripartita inicien este verano, en junio o julio.

El gobierno de Trump insiste en renegociar el TLCAN de manera bilateral, es decir, uno a uno, con Canadá o México. Sin embargo, los gobiernos de esos países sostienen que el acuerdo es tripartita y bajo ese concepto debe negociarse.

Tanto el gobierno de México como el de Canadá se han declarado listos para renegociar y actualizar al acuerdo que entró en vigor el 1 de enero de 1994, aunque ninguno de estos dos países habla de retirarse del tratado, como sí lo ha anunciado Donald Trump.

Comentarios