“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

CNDH confirma tortura y maltrato en penales de Tamaulipas y emite recomendación

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) emitió la Recomendación M01/2017 al gobernador de Tamaulipas, Francisco Javier García Cabeza de Vaca, tras comprobar las irregularidades y deficiencias que ocurren en los centros de reclusión penal de Ciudad Victoria, Matamoros, Reynosa y Altamira.

En un comunicado, informó que en ejercicio de las facultades conferidas como Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura (MNPT), documentó “de manera pormenorizada las situaciones de riesgo de tortura y maltrato detectadas durante las visitas”.

Algunas de éstas, agregó, derivan en violaciones a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad ocasionadas por carencias en materia de alimentación; deficiencias materiales de las instalaciones que los alojan, con especial atención a las condiciones de las mujeres y sus hijos menores de edad que viven con ellas, que no garantizan una estancia digna; sobrepoblación que genera condiciones de hacinamiento; autogobierno derivado de la falta de control por parte de las autoridades penitenciarias, e insuficiente personal de seguridad, vigilancia y custodia.

Según la CNDH, tal situación se comprobó con las visitas a los lugares supervisados y posterior a los respectivos informes sobre las condiciones y trato observados hacia las personas recluidas en los Centros de Ejecución de Sanciones.

Además, el personal del organismo entrevistó a servidores públicos y a personas privadas de la libertad e hizo recorridos por las instalaciones, revisión de expedientes, registros y controles de conformidad con la normatividad existente.

La CNDH confirmó que en los penales mencionados existe: subsistencia de autogobierno, instalaciones en malas condiciones de mantenimiento, instalaciones sanitarias e hidráulicas deficientes, inadecuadas condiciones de higiene, insuficiente suministro de alimentos o de mala calidad, sobrepoblación y hacinamiento, cobros indebidos y existencia de áreas de privilegio, inexistencia de programas de prevención y atención de hechos violentos, ausencia de instalaciones adecuadas para mujeres, irregularidades en la imposición de sanciones disciplinarias y deficiencia del servicio médico.

El organismo nacional destacó que para dar seguimiento a las observaciones señaladas en los informes, personal del Mecanismo Nacional de Prevención de la Tortura mantuvo comunicación con la Secretaría General de Gobierno, “para valorar las medidas tendentes a prevenir actos de autoridad que vulneran la integridad de las personas privadas de la libertad, y para dignificar el trato y las condiciones en los centros de reclusión”, bajo la competencia de la Secretaría de Seguridad Pública estatal.

De esta manera, el Mecanismo remitió las siguientes recomendaciones al gobierno de García Cabeza de Vaca:

Evaluar el mantenimiento y equipamiento de los centros de reclusión, para que las instalaciones reúnan condiciones de habitabilidad e higiene adecuadas; garantizar que todas las personas privadas de la libertad reciban alimentos suficientes y de calidad para el mantenimiento de su salud y efectuar una adecuada distribución que atienda a la clasificación de los internos, evitando sobrepoblación.

Además, deberá “atender condiciones de gobernabilidad, evitando el autogobierno; evaluar las necesidades de personal de seguridad; prever recursos presupuestarios para la construcción de un centro femenil en el Estado; atender los aspectos que permitan la protección del derecho a la salud y que las sanciones disciplinarias se impongan conforme a la Ley”.

El pasado 24 de marzo ocurrió una riña entre reos al interior del Centro de Ejecución de Sanciones (Cedes) de Ciudad Victoria que dejó tres internos muertos y uno lesionado.

Comentarios