PANAMA PAPERS GANA PULITZER

Desplazados de Chenalhó no encuentran eco a sus demandas

TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Indígenas tzotziles desplazados de Chenalhó exigieron una vez más al gobernador Manuel Velasco Coello interceda de inmediato ante las autoridades municipales de ese lugar para que puedan regresar a su comunidad de donde fueron expulsados en mayo pasado.

A casi un año de haber sido expulsados del ejido Puebla, municipio de Chenalhó, unas 241 personas entre hombres, mujeres, niños y  niñas permanecen hacinados en un albergue de San Cristóbal de Las Casas, con la esperanza de que algún día existan las condiciones para regresar a ocupar sus viviendas y trabajar sus tierras.

En mayo del 2016, las más de 200 personas salieron de su comunidad para estar presentes en la toma de protesta del nuevo alcalde Miguel Sántiz Álvarez, quien sustituyó a la depuesta alcaldesa Rosa Pérez Pérez, sin embargo, cuando quisieron regresar sus casas habían sido saqueadas y quemadas, amén de que no los dejaron entrar al poblado, en represalia por apoyar al presidente municipal. Desde entonces, decidieron refugiarse en la cabecera municipal.

Pero al retomar Rosa Pérez Pérez el gobierno municipal en febrero pasado, los más de 200 desplazados ya no sólo no pudieron regresar a su comunidad, sino que fueron echados de la cabecera municipal y se trasladaron a San Cristóbal de Las Casas, donde permanecen ahora.

Señalaron que viven en condiciones precarias, donde han proliferado las enfermedades, donde pasan hambre y frío en esa ciudad gélida de los Altos de Chiapas.

Además responsabilizaron al secretario general de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, de cerrar los ojos a esta problemática.

Diego Cadenas Gordillo, del Centro de Derechos Humanos Ku´untik, dijo que el gobierno estatal ha violado en todo momento los más elementales derechos humanos de los 241 desplazados por más de 11 meses y que hasta ahora poco o nada han hecho para mediar ante las autoridades municipales de Chenalhó para que se les otorgue condiciones y garantías de seguridad para un retorno pacífico.

Indicó que el gobierno estatal viola instrumentos locales, nacionales e internacionales que garantizan que los derechos humanos de los desplazados sean respetados y no violentados.

Ayer realizaron una marcha en San Cristóbal de Las Casas para hacerse escuchar, pero advirtieron que esto apenas es el inicio, porque seguirán otra serie de acciones de protesta hasta que sean atendidos y puedan regresar a su comunidad.

Comentarios