Continúan protestas en Venezuela; la policía dispersa las marchas con gases lacrimógenos

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Aunque de menor magnitud, las manifestaciones de la oposición en Venezuela continuaron este jueves en diferentes puntos del país, y la mayor de ellas volvió a ser en Caracas, la capital.

Al igual que ayer, vehículos antimotines, tanquetas y gases lacrimógenos también fueron utilizados por las fuerzas del orden para dispersar las marchas.

Los líderes de la oposición piden elecciones presidenciales adelantadas y la liberación de los políticos arrestados desde que Maduro asumió el poder, hace cuatro años. Y anunciaron que planean mantener el ritmo de manifestaciones.

De acuerdo con información difundida por BBC Mundo, para el sábado 22 convocaron a marchas silenciosas hacia las sedes de la Conferencia Episcopal en todo el país para honrar a las “víctimas de la resistencia”, en referencia a los fallecidos en las últimas semanas en hechos relacionados con las protestas.

Y el lunes 24 habrá un “plantón nacional” durante todo el día en las principales arterias viales de Venezuela.

Este jueves se repitió el fuerte despliegue de efectivos de seguridad con equipos antimotines, que con bombas lacrimógenas bloquearon nuevamente el paso de los opositores, quienes en Caracas intentaron llegar a la céntrica sede de la Defensoría del Pueblo desde varios puntos de la capital.

En uno de los puntos donde se registraron enfrentamientos, los manifestantes prendieron fuego a los contenedores de basura y derribaron una valla publicitaria para usarla como barricada, dado que la policía antidisturbios comenzó a disparar agua contra ellos.

Al caer la tarde, las marchas comenzaron a dispersarse, aunque continuaban en algunos barrios de la capital venezolana.
Los enfrentamientos se replicaron en otras ciudades del país como San Cristóbal, Puerto Ordaz y Maracaibo, donde los manifestantes intentaron avanzar hacia las sedes de los poderes públicos.

Ayer, tres personas murieron durante las masivas marchas en Caracas y otros puntos de Venezuela, donde el ambiente político se caldeó a fines de marzo, luego de que el Tribunal Supremo de Justicia se atribuyó prerrogativas de la Asamblea Nacional, dominada por la oposición.

Mientras tanto, Jorge Rodríguez, alcalde oficialista del municipio Libertador, en el área metropolitana de Caracas, acusó a los manifestantes de destrozar tiendas y comercios a su paso.

“Toda la avenida Páez la destrozaron ¿quiénes la destrozaron? Los manifestantes de la derecha venezolana (…), destrozaron una serie de comercios, destrozaron panaderías, licorerías, destrozaron un McDonald’s”, afirmó la autoridad chavista.

El gobierno asegura que las marchas son parte de una intentona golpista, y los manifestantes dicen que las protestas seguirán hasta doblar el brazo del gobierno de Maduro.

Esta tarde, el defensor del pueblo, Tarek William Saab, informó que un tribunal venezolano ordenó la detención de 14 militares por su presunta responsabilidad en la muerte de un joven en medio de las protestas antigubernamentales en el estado Lara (oeste).

A través de su cuenta en la red social Twitter, la autoridad explicó que un juez de control ordenó la aprehensión de 14 miembros de la Guardia Nacional Bolivariana “implicados en el crimen de Gruseny Canelón”, un joven que resultó herido el pasado martes 11.

Canelón falleció 30 horas después de recibir un disparo con un perdigón que afectó su diafragma, pulmón e hígado.

“La Defensoría ha solicitado que los responsables de este vil asesinato sean puestos a la orden del juez de manera inmediata”, aseguró Saab.

Comentarios