Guerrero, un estado fallido: Alejandra Barrales

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En menos de 15 días, militantes perredistas han sido víctimas presumiblemente de la delincuencia  que azota en el estado de Guerrero. El secuestro del exdiputado Catalino Duarte, de cuyo paradero no se sabe nada desde hace 10 días, y el asesinado del dirigente estatal Demetrio Saldívar Gómez.

Por esa razón, la presidenta nacional de ese partido, Alejandra Barrales, sostuvo que ambos sucesos confirman que México es un “Estado fallido, particularmente el estado de Guerrero”.

Y dio un dato: el último mes fue la entidad que registró el mayor número de homicidios dolosos en el territorio nacional.

En conferencia de prensa y luego de condenar el crimen del dirigente estatal de su partido, hizo un llamado al gobierno federal “para que tome el control de la seguridad en el estado, como lo han hecho en otros lugares de la República, donde lamentablemente –dijo–, se ha tenido que llegar también a esta situación, como sucedió ya en el caso de Michoacán”.

La perredista informó que están solicitando una reunión urgente con el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, porque hasta la fecha ha hecho caso omiso incluso a las denuncias por amenazas a los casi 20 alcaldes que han sido amenazados por el crimen organizado.

“No solamente no hay respuesta, sino que la respuesta es ver poco a poco el crimen va cobrando todas estas vidas, no estamos teniendo una respuesta por eso estamos haciendo este llamado, porque los compañeros  viven amenazados, no pueden desarrollar su trabajo y no podemos no colaborar. No sumarnos pues a esta demanda”.

Comentarios