“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Exseminarista ultrajado exige destitución de Obispo de Piedras Negras por encubridor

MONTERREY, NL. (apro).- Un exseminarista de la Diócesis de Piedras Negras, quien fue abusado sexualmente por un sacerdote, pedirá este viernes al Arzobispo de Monterrey, Rogelio Cabrera López, que destituya al obispo de aquella ciudad, Alonso Garza Treviño, por proteger al cura Juan Manuel Riojas Martínez, quien fue su victimario y actualmente está prófugo.

Ignacio Martínez Pacheco acudirá a la Catedral de esta capital a manifestarse luego de que fueran desoídas sus acusaciones contra Riojas Martínez, “El Padre Meño”, entonces guía espiritual de la casa de formación, quien lo obligó a practicarle sexo oral cuando tenía 15 años, entre 2001 y 2004, mientras acudía al Seminario.

Señala que el religioso católico actualmente es prófugo de la justicia luego de que hace un mes fuera liberada una orden de aprehensión por otro caso relacionado con pederastia en contra de otro menor de edad.

El hombre afectado, quien actualmente tiene 31 años y radica en aquella ciudad de Coahuila, refiriere que cuando denunció en aquellos años de seminario que había sido ultrajado por el sacerdote católico, fue enviado por Garza Treviño a Guanajuato con el evidente propósito de que desistiera de su interés de presentar la denuncia ante los medios y quejarse ante su familia.

“Fui abusado sexualmente por el padre Riojas Martínez. Me obligaba a practicarle sexo oral cuando era menor de edad. Me di cuenta en el seminario que le hacían cosas a los demás sacerdotes también. En su momento me quejé con el Obispo Garza Treviño, pero lo que hizo fue darme una carta para que me fuera a la orden del Carmelo descalzo, en Salvatierra, Guanajuato”, explica Martínez.

Dice que ya presentó la respectiva denuncia al enterarse que otro joven originario de Allende, Nuevo león, y que asistía al Seminario de Monterrey, presentó una querella luego de que fuera violado cuatro veces por el mismo Padre Meño.

Yo puse la denuncia junto con este muchacho, cuando supe que el obispo Alonso Garza le dijo a él que nunca nadie le había dado una queja del padre Meño cuando, en realidad, toda la vida, el Obispo, que todavía sigue aquí, lo ha protegido”, señala.

Señala que también planea presentar una querella contra Garza Treviño por encubrir al cura violador quien era rector del seminario, antes de huir de la justicia.

El viernes entregará en la oficina del Arzobispo de Monterrey la denuncia penal que presentó contra el “Padre Meño” y pedirá la destitución del Obispo de Piedras Negras.

En la catedral regiomontana planea manifestarse contra Garza Treviño y el Padre Meño.

Recordó que el tiempo en el que él fue víctima de la violación, la casa de formación sacerdotal se llamaba Seminario Auxiliar del Sagrado Corazón, de la Diócesis de Saltillo, aunque después fue adscrito a Piedras Negras.

Martínez Pacheco actualmente es empleado y señala que, a raíz del abuso del que fue objeto, adoptó la orientación homosexual.

Comentarios