“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

“Contradebate” y verbena a las afueras del Instituto Electoral mexiquense

TOLUCA, Edomex. (apro).- Desde temprano el día devino en verbena a las afueras del Instituto Electoral del Estado de México (IEEM) a la espera del primer debate oficial –de al menos dos encuentros que deben celebrarse– entre los candidatos a la gubernatura.

Renuente a quedarse fuera del ejercicio y de la contienda, Isidro Pastor, el abanderado independiente suspendido, organizó su propio encuentro: “#ElVerdaderoDebate”.

El patio de acceso se pintó con los colores del arcoíris a eso del mediodía, con la protesta de la comunidad lésbico-gay en demanda de “agenda rosa” a quienes aspiran a gobernarlos los próximos seis años.

Dentro, discreto, resguardado como un gran secreto, el ensayo general.

El letargo de las seis de la tarde entorpeció el tráfico. Los pasajeros del transporte público advertían sobre la posibilidad de un accidente vehicular que no existía, y se quejaban del retraso.

Una treintena de jóvenes Anonymus, o al menos ataviados con túnicas negras y cubiertos con caretas de Guy Fawkes, tomaron el frente del edificio y colocaron mensajes en los que se lanzaban reproches a los candidatos de PRI, PAN y Morena:

“Alfredo, los bots que te apoyan en Twitter no podrán salvarte en las urnas”, refería una manta”, “Josefina gasta en seguridad personal y en viajes para sus hijas dinero que supuestamente usaría para apoyar a migrantes”, “Delfina reprobó las cuentas públicas en materia financiera y de transparencia, ¿así quiere gobernar el Estado de México?”, referían.

Los encapuchados se negaron a precisar su origen. Los asistentes encontraron en ellos el estilo de Isidro Pastor, de los shows mediáticos que armó mientras fue presidente estatal del PRI y el único aspirante al que los inconformes “no le pegaban”.

En un salón del hotel contiguo, Pastor Medrano celebraba su contradebate, con la participación de viejos amigos académicos, como el exconsejero electoral Andrés Torres Scott y una centena de asistentes que sólo lo ensalzaron.

Un cuarto de hora después de las seis de la tarde, empezaron a arribar los participantes oficiales a la sede del encuentro, todos en sus autos o sobre sus camionetas, vía el estacionamiento principal, aquel famoso espacio por el “auto atentado” de la exconsejera presidenta María Luisa Farrera.

El priista Alfredo del Mazo, la independiente Teresa Castell, el perredista Juan Zepeda, la morenista Delfina Gómez y la panista Josefina Vázquez Mota entre los más puntuales. El petista Óscar González, al final, a eso de las 19:15.

Luego, uno a uno, los más también en vehículo, llegaron los invitados especiales, una decena por candidato, entre ellos los dirigentes estatales y nacionales, colaboradores, amigos, familiares.

Entre los convidados de Delfina Gómez destacaron Horacio Duarte, los senadores Miguel Barbosa y Mario Delgado; José Francisco Vázquez Rodríguez, su coordinador parlamentario local, y colaboradores como el doctor Mauricio Hernández, este último entró a pie.

Vázquez Mota acreditó a Ricardo Anaya, quien también entró a pie casi para comenzar el ejercicio; Víctor Sondón, su dirigente estatal; Marko Cortés Mendoza, Marcela Torres Pimbert, Eduardo Rivera Pérez, Marco Adame Castillo, Julio Di-Bella Roldán, Fernando Rodríguez Doval, Luis Felipe Bravo Mena y la senadora Laura Angélica Rojas.

Del PRI, Alejandra del Moral, la presidenta estatal, ingresó en una Suburban.

El perredista Juan Zepeda invitó a Alejandra Barrales, quien entró a pie con Héctor Bautista, dirigente nacional de la expresión Alternativa Democrática Nacional (ADN), con quien se dice tiene un pacto para convertirse en candidata a la CDMX y cederle la dirigencia nacional; Beatriz Mojica, Roxana Luna, Julieta Camacho; Omar Ortega, el presidente estatal del partido; el senador Luis Sánchez, Juan Hugo de la Rosa, alcalde de Nezahualcóyotl, así como Eleazar Márquez Madrid y Manuel Cifuentes.

Para el inicio del ejercicio, el patio exterior del Instituto se había llenado de seguidores y porristas, entre ellos una veintena de petistas y otra más de seguidores de Zepeda, de manifestantes como los jóvenes de Anonymus –ahora con sus velas encendidas– y hasta por detractores del propio Isidro Pastor y su huelga de hambre, a quien encararon para recordarle que durante años se ha beneficiado del sistema de partidos del que ahora reniega.

Todos, siguiendo por momentos, a través de la pantalla dispuesta en la entrada principal, el encuentro formal.

Pasado el encuentro el priista Alfredo del Mazo, el perredista Juan Zepeda y la independiente Teresa Castell convocaron a los medios de comunicación a un encuentro posdebate, en tanto Vázquez Mota y Defina Gómez, como el resto de sus compañeros, refrendaban sus propuestas a través de sendos comunicados.

Comentarios