Organizaciones internacionales de periodistas piden reunión con Peña por “crisis” contra el gremio

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Ante “una gravísima crisis de seguridad para los periodistas” en México, directivos de la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA, por sus siglas en inglés) y el Foro Mundial de Editores (WEF) solicitaron una reunión con el presidente Enrique Peña Nieto para abordar la situación, así como las alternativas para fortalecer los mecanismos de protección y abatir la impunidad alrededor de la violencia contra el gremio.

En una carta firmada por Tomas Brunegard y Michael Golden, presidente y vicepresidente de WAN-IFRA, respectivamente, así como por Marcelo Rech, presidente del WEF, externaron a Peña Nieto su preocupación por lo que ocurre en México, considerado “uno de los lugares más peligrosos para el ejercicio del periodismo”.

En representación de 18 mil publicaciones, 15 mil páginas web y más de tres mil empresas periodistas en 120 países y en el contexto de la conmemoración del Día Mundial de la Libertad de Prensa, los dirigentes de ambas organizaciones –dedicadas a la protección y defensa de la libertad de expresión desde 1948–, expresaron al presidente mexicano su “extrema preocupación ante la crisis de inseguridad e impunidad que amenaza la vida y el trabajo de los periodistas mexicanos”.

Tras recordar a Peña Nieto que es deber del Estado mexicano “velar y proteger los derechos de los periodistas, garantizando su seguridad y la libertad de informar”, los firmantes pusieron en duda la capacidad de atender el problema de la violencia contra la prensa.

“La frecuencia de las agresiones, atentados y asesinatos generan serios cuestionamientos sobre la efectividad de la medidas precautorias y de atención que ha implementado su gobierno”, señalaron en la carta fechada este martes 2.

Agregaron: “Resulta evidente que los mecanismos de protección a periodistas y personas defensoras de derechos humanos no tienen la capacidad de detener estos crímenes y no son suficientes para garantizar la libertad de prensa”.

Recuento

Al hacer un recuento de los últimos cuatro asesinatos de periodistas en este año –Maximino Rodríguez, en Baja California Sur; Miroslava Breach, en Chihuahua; Ricardo Monlui, en Veracruz, y Cecilio Pineda, en Guerrero–, los representantes de WAN-IFRA y WEF advirtieron al mandatario mexicano:

“Estas muertes se suman a los otros 26 asesinatos de periodistas acaecidos durante su administración, aunados a centenas de agresiones y atentados. Esta impunidad reinante es la mejor protección para todo el que quiera silenciar a un periodista a través de la violencia, pues sabe que no corre riesgo alguno de ser sancionado”.

De los casos ocurridos en este año, resaltaron que son emblemáticos de esa crisis de seguridad, “especialmente en las áreas con alta incidencia del crimen organizado y donde se presenta debilidad institucional por parte del Estado”.

Manifestaron su preocupación porque “el señalamiento de la mitad de las agresiones a periodistas son instrumentadas por funcionarios del Estado mexicano”, situación que no es nueva y que, desde por lo menos hace 10 años–, organizaciones han advertido “el deterioro de las condiciones de libertad de prensa” en el país.

Para hacer una revisión de estos temas, “incluyendo la exploración de vías para fortalecer los mecanismos de protección a periodistas en situaciones de riesgo y los procesos judiciales en contra de los autoridades intelectuales y materiales de estos crímenes, y erradicar cualquier tipo de ataque por parte de autoridades del Estado”, Brunegard, Golden y Rech solicitaron a Peña Nieto una reunión.

La carta está respaldada por nueve integrantes de WAN-IFRA de Irlanda, Nigeria, Sudáfrica, Pakistán, Singapur, México, Argentina, Finlandia y Malasia y giró copias a los gobernadores de los estados donde ocurrieron los asesinatos de periodistas más recientes: Héctor Astudillo Flores, de Guerrero; Javier Corral Jurado, de Chihuahua; Carlos Mendoza Davis, de Baja California Sur, y Miguel Ángel Yunes Linares, de Veracruz.

Comentarios