Ante relator de la ONU, líderes mayas denuncian contaminación de mantos de Península de Yucatán

CAMPECHE, Camp. (apro).- Representantes de comunidades mayas del municipio de Hopelchén denunciaron ante el relator especial de las Naciones Unidas sobre el Derecho Humano al Agua Potable y Saneamiento, Léo Heller, la contaminación de los mantos de la Península de Yucatán por el uso de pesticidas.

Gustavo Huchín, miembro del Consejo Maya de Los Chenes, y el abogado Jorge Fernández Mendiburu, de la asociación civil defensora de los derechos humanos Indignación, viajaron a la capital del país para presentar al representante de la ONU estudios científicos en los que basan su denuncia.

Dichos estudios fueron elaborados por el Instituto de Ecología, Pesquerías y Oceanografía del Golfo de México (EPOMEX) de la Universidad Autónoma de Campeche (UAC), para comprobar la presencia de plaguicidas en agua del subsuelo, agua purificada que se expende en garrafón, así como la presencia del herbicida glifosato –ingrediente activo de los pesticidas empleados en el cultivo de transgénicos–, en orina de hombres y mujeres mayas.

En su intervención, Gustavo Huchín denunció la contaminación originada por la implementación del modelo de agricultura industrial y con especial énfasis en la siembra de soya transgénica en la región.

“Nuestra preocupación más grande es por la contaminación del agua por el glifosato y otros agrotóxicos, por la implementación de la siembra de soya transgénica a nivel comercial e industrial se ha alargado mucho la sequía en nuestro municipio por la deforestación y por esta razón los lugareños hemos perdido muchas colonias de abejas e inclusive no hemos levantado cosechas”, dijo.

Añadió que lo anterior es consecuencia “de tanta deforestación que ha habido en el municipio” y destacó que los estanques naturales de agua como lagunas y otras zonas bajas inundables para la captación de agua han ido desapareciendo por la implementación de pozos de absorción para evitar que se inunden terrenos bajos.

“Esto propicia la contaminación del agua de lo profundo con plaguicidas utilizados para la agricultura industrial”, acotó.

Por su parte, Jorge Fernández Mendiburu, asesor legal del Consejo Maya de Los Chenes e integrante de Indignación, acusó de “omisión generalizada en todo el país” por parte de las autoridades responsables de ocuparse de garantizar el derecho del acceso al agua y que ésta sea limpia y no contaminada, en alusión a la Comisión Nacional del Agua.

“Eso le da insumos al relator para que en su momento haga recomendaciones fuertes sobre las omisiones que tienen las dependencias federales”, dijo el abogado. Agregó que esperan que el informe que emita el organismo internacional “contenga una exigencia para que el Estado mexicano aplique medidas más estrictas”.

Las comunidades mayas de Hopelchén, en su mayoría dedicadas a la apicultura tradicional, han llevado su lucha contra los transgénicos hasta instancias internacionales como el Tribunal Internacional contra Monsanto en La Haya.

Comentarios