“Ningún periodista en México está a salvo”: Amnistía Internacional

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- “Ser periodista en México parece más una sentencia de muerte que una profesión”, lamentó Tania Reneaum, directora en México de Amnistía Internacional, al condenar el asesinato del periodista Javier Valdez Cárdenas en Culiacán, Sinaloa.

En un comunicado, la defensora sostuvo que el país “se ha convertido en una zona de alto riesgo” para periodistas que dan cobertura a temas de seguridad y el crimen organizado, mismos en los que se distinguió Valdez Cárdenas, Premio Internacional de la Libertad de Prensa 2011, otorgado por el Comité para la Protección de Periodistas (CPJ).

Tras resaltar que el del sinaloense es el segundo homicidio contra un corresponsal de La Jornada en lo que va del año –en marzo fue ejecutada Miroslava Breach en Chihuahua–, Reneaum señaló que el crimen “pone de manifiesto la alarmante situación de la libertad de expresión” y que “ningún periodista, sin importar el alcance de su medio, está a salvo”.

Al asegurar que ante el derramamiento de sangre de los comunicadores “las autoridades prefieren hacer caso omiso”, lo que “genera un profundo vacío que afecta el ejercicio de la libertad de expresión”, la directora de Amnistía Internacional México exigió una investigación independiente e imparcial “y todos aquellos sobre quienes pese la sospecha de ser responsables deben comparecer ante la justicia”.

Tania Reneaum citó datos de organizaciones especializadas en la protección de periodistas, Artículo 19 y Reporteros Sin Fronteras, al señalar que 105 periodistas han sido asesinados en México desde 2000, en tanto que en 2016, el país fue ubicado en el tercer lugar con el número más elevado de muertes de comunicadores, seguido de Siria y Afganistán.

Comentarios