En protesta en Madrid, exigen a la UE presionar a México para frenar asesinatos de periodistas

MADRID (apro).- Un centenar de periodistas españoles y mexicanos se concentró este jueves en la capital española para repudiar la escalada de asesinatos de informadores en México y exigir a las autoridades de este país a que pongan freno a esos crímenes.

Sin embargo, se encontraron con el silencio de la embajada de México en España, donde tuvieron que dejar el comunicado con sus demandas por debajo de la puerta, porque nadie les abrió, incluso, la bandera de México fue arriada previo a la protesta.

Sólo un día después de que el presidente Enrique Peña Nieto prometiera justicia ante la ola de asesinatos de periodistas, en la embajada mexicana hubo silencio.

Bajo el lema “No al silencio”, los periodistas españoles y mexicanos se solidarizaron con los informadores mexicanos al señalar que “la violencia contra los informadores en México es un crimen que nos afecta a todos. Denunciar la impunidad que la ampara es una responsabilidad ineludible”.

Miguel Mora, director de la revista digital Contexto (CTXT) señaló a Apro que es momento de que los gobiernos de España y la Unión Europea presionen a México para que frene esto.

“Denunciamos lo que está pasando en México, porque es muy preocupante que se dé esta violencia insólita con los asesinatos de periodistas que se dan con total impunidad”.

“Que se haya instalado en el narco un clima proclive a matar periodistas nos preocupa y es algo que hay que atajar lo antes posible, porque muestra que la democracia no está funcionando, los pilares del estado de derecho están destruidos, por eso es tan importante hacer este tipo de manifestaciones para pedirle a los gobiernos de España y de la Unión Europea que intenten presionar al gobierno de México para que frenen eso”, dijo.

Mora fue crítico con el acuerdo del presidente Peña Nieto con los gobernadores para prometer justicia en los asesinatos de periodistas, porque “como gesto político es muy simpático, pero es absolutamente inútil, y significa que realmente hay una colusión de fondo entre el gobierno y los grupos armados para que esta situación se produzca”.

“No olvidemos –añadió– que los mismos periodistas que denuncian el narco son los que denuncian a los gobiernos coludidos con los narcos, la narcopolítica. Entonces, mientras eso siga así, no podemos creer que ninguna medida que tome el gobierno de Peña sea real y efectiva, por eso hace falta una presión internacional para que se produzca”.

Se quejó de que la clase política en España esté muy ocupada con la crisis en Venezuela, con el fin de vincularlo con Podemos, el partido de Pablo Iglesias, como una “operación demagógica”, mientras que una situación como la de México, tan complicada, “no tiene un hueco en la agenda política ni en los telenoticieros”.

La manifestación fue convocada por los Colegios Profesionales de Periodistas Cataluña, Galicia, Murcia, Andalucía, País Vasco, Rioja, Castilla y León, Navarra y Asturias, y el pronunciamiento fue firmado por directores de varios medios digitales y un centenar de comunicadores.

En el documento condenan rotundamente esta situación y exigen a las autoridades de México que actúen para poner freno. “Asesinar al periodismo mata la verdad”.

También recuerdan el asesinato de Javier Valdez, fundador del semanario Ríodoce y corresponsal de La Jornada, tiroteado a plena luz del lunes 15. Señala que su libro Narcoperiodismo es una obra de referencia sobre el tema.

Valdez, dicen, fue el sexto periodista asesinado en lo que va del año, que se suma a los casos de Cecilio Pineda, en Guerrero; Ricardo Monlui, en Veracruz; de Miroslava Breach, en Chihuahua, además de los casos de Maximino Rodríguez, en La Paz, Baja California, y de Filiberto Álvarez, en Morelos.

El mismo día del asesinato de Valdez, señalan, fue tiroteada en Jalisco la subdirectora comercial del semanario El Costeño y esposa del propietario, Sonia Córdova, y su hijo, Jonathan Rodríguez Córdova, quien murió en el ataque.

“En 2016, México se convirtió en el tercer país del mundo con más comunicadores asesinados, 11, sólo superado por Irak (15) y Afganistán (13), según datos de la Federación Internacional de Periodistas.

Comentarios