Ambientalistas interponen amparo contra Línea 7 del Metrobús sobre Reforma

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Por violar derechos constitucionales y tratados internacionales en materia ambiental, la Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA) interpuso una demanda de amparo indirecto ante el juzgado octavo de Distrito en Materia Administrativa contra la Línea 7 del Metrobús que el gobierno capitalino construye en el Paseo de la Reforma.

Ramón Ojeda, fundador de la agrupación, informó en conferencia que el propósito del amparo es la suspensión definitiva de la obra. Agregó que la autoridad tiene 30 días para declarar una suspensión provisional, y que durante ese tiempo, buscarán que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) atraiga este caso.

Añadió que la introducción de este tipo de transporte contribuye a la emisión de óxido de azufre y, por lo tanto, a la contaminación del aire.

En tanto, Rolando Cañas, presidente de la AMDA, aseguró que el proyecto no tiene todos los permisos correspondientes del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA), además de que no tiene una evaluación de impacto ambiental ni estudios técnicos y no consideró una consulta pública entre vecinos e integrantes de la comunidad indígena.

Incluso, afirmó que de acuerdo con el proyecto, afectará un área de valor ambiental en la primera sección del Bosque de Chapultepec, a la altura de la Glorieta de Petróleos, donde se piensa construir un Centro de Transferencia hacia Santa Fe. Además de que se talarán 685 árboles.

Según sus argumentos, esta línea reducirá la velocidad de crucero promedio de 17 kilómetros por hora, provocará mayor tráfico al reducir un carril de circulación y aumentará los casos de contingencia ambiental.

En la conferencia participó Diana Ponce, extitular de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT), quien explicó que el gobierno de la Ciudad de México no tiene facultades para aprobar el corredor de transporte en el Paseo de la Reforma, pues éste es un bien de “dominio público federal”.

Agregó que la obra impactará de manera negativa a unos 100 monumentos históricos y artísticos de esa vialidad y de la Calzada de Los Misterios.

Los especialistas coincidieron en que el gobierno capitalino debió licitar metrobuses eléctricos o híbridos, en vez de los de doble piso proyectados para la Línea 7.

Eduardo Farah, presidente del Comité Vecinal Polanco-Chapultepec, anunció que preparan manifestaciones y amparos en caso de que el gobierno capitalino no modifique el tramo original de la línea 7 del Metrobús.

Aseguró que los vecinos entregaron a las autoridades del gobierno capitalino una petición firmada por ocho comités que rechazan que este medio de transporte atraviese la zona de Polanco; por el contrario, piden que se desvíe al oriente.

De acuerdo con la Secretaría de Obras y Servicios, la construcción de la línea lleva 40% de avance.

El secretario de Obras y Transportes (Sobse), Edgar Tungüí, informó en conferencia por separado que el proyecto cuenta con “todos los permisos requeridos y no representa riesgos para la ciudadanía. No obstante, reconoció que puede modificarse.

El funcionario añadió que desde que iniciaron los trabajos, la dependencia ha tenido reuniones con los vecinos de la zona y ha trabajado en coordinación con autoridades del INAH para cuidar que no se afecten los monumentos históricos.

Comentarios