Adicción a las drogas comienza cada vez a menor edad en México, advierte el titular de la Conadic

CAMPECHE, Camp. (apro).- El titular de la Comisión Nacional contra las Adicciones (Conadic), Manuel Mondragón y Kalb, advirtió que la incidencia en materia de adicciones aumentó en el país y la edad de inicio de los adictos a alguna sustancia es cada vez menor.

“El tema de adicciones es muy complejo. En síntesis, en los últimos años la incidencia se fue hacia arriba y, lo más pavoroso, lo más grave es que la edad de inicio se fue para abajo”, alertó.

Al inaugurar la tercera Conferencia Nacional de Procuradoras y Procuradores de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes, que se celebró aquí y que encabezó la directora del DIF nacional, Laura Barrera Fortoul, el también excomisionado nacional de Seguridad reconoció que, pese a la incidencia, “no estamos para preocuparnos y desgarrarnos las vestiduras tampoco”.

No obstante, insistió en que “se fue para arriba tanto el consumo de sustancias de curso legal: alcohol y tabaco, como de curso ilegal en general”.

Luego destacó que María Elena Medina Mora, directora del Instituto Nacional de Psiquiatría, obtuvo en su última encuesta a menores que éstos “están usando bastante, bastante para su edad, tabaco, alcohol y también mariguana y metanfetaminas”.

Al hablar de menores de edad. el titular de la Conadic recalcó: “no estoy hablando de 17, 16, 15 años; estoy hablando de chavitos de quinto y sexto de primaria, de 10 y 11 años de edad, con uso severo de alcohol, de tabaco, y ya usan mariguana algunos, y sin duda de 13 y 14 años están usando más mariguana y más metanfetaminas y algunos también cocaína”.

Aunque consideró que la situación es “muy grave”, las proporciones no son para asustar, pero “sí para preocuparnos y para ocuparnos todos de este asunto”.

Mondragón y Kalb expuso que en lo que se refiere al consumo de mariguana, el adulto tiene 9% de tendencia, “no 20, como en el alcohol, con la diferencia de que en los niños sí quedan secuelas irreversibles con el uso de estas sustancias.

“En el adulto no necesariamente, en el niño sí”, remachó, y señaló que por ello en la comisión que encabeza se trabaja con especial énfasis en el consumo de alcohol y mariguana.

En cuanto a este último estupefaciente, comentó que desde hace algunos años ciertos países comenzaron a abrirse al tema de la legalización de su consumo con fines lúdicos y lucrativos.

“Entonces qué ocurrió en México, que hace dos años también empezó el movimiento de la legalización de la mariguana y la Suprema Corte ampara a cuatro personas para que se abra la autorización. Viene la fiebre de que ya se está legalizando la mariguana, y su amigo Mondragón pues tiene que sacar la cara por vía de la Secretaría de Salud para que no se legalizará lúdicamente la mariguana”, admitió.

Y destacó: “Ganamos la batalla, no se autorizó, pues el Congreso de la Unión sólo aprobó su consumo para las acciones de orden médico”.

También señaló que si México no previene, “se puede llevar un susto como está ocurriendo en algunos lugares”, donde se legalizó el consumo de la mariguana para usos lúdicos.

Además, insistió en que “la tendencia por alguna razón es continuar diciendo que la mariguana no hace daño, que no pasa nada, que el alcohol es peor que la mariguana y, perdónenme, pero la mariguana sí hace daño”.

Igual explicó que de la mariguana hay 66 cannabinoides y cada uno puede tener propiedades diferentes.

“El ALFA9 THC, que es el producto psicoactivo de la mariguana, ese no cura, cura algún otro cannabinoide; el canabidiol, por ejemplo, para la epilepsia, que no tiene control de los niños chiquitos, puede usarse, y ya tenemos en el sector salud todo resuelto en Cofepris para ubicar cualquier producto derivado de la cannabis como medicamento”, comentó.

No obstante, recalcó: “no les vengan con el rollo de que fumando se resuelve nada, fumando se resuelven otras cosas, no se resuelve la situación que tiene que ver con desempleo, con problemas escolares, con intoxicación y con lesiones irreversibles para los niños”.

Por último, mencionó que el ingreso de menores a los centros de intoxicación y de emergencia se disparó en 200%, “y también aumentaron las deserciones escolares y aumentaron los accidentes de tránsito, etcétera”.

También comentó que pese a México es el primer productor de amapola en el continente y el tercero en el mundo, no tiene hasta ahora un problema grave por el consumo de heroína, aunque hay que evitar que crezca su consumo.

“Y la cocaína sigue entrando, y el derivado del crack, la piedra, produce adicciones brutales, hay que cuidar eso, porque puede llegar aquí y produce adicción muy rápida y el tratamiento es muy complicado”, advirtió.

Comentarios