Detienen a líder obrero del PRI señalado por orquestar choque sindical que dejó muertos y heridos en Veracruz

XALAPA, Ver. (apro).- Pascual Lagunes, líder priista del Sindicato Nacional “Unidad y Progreso” de la empresa Tubos de Acero de México (Tamsa) fue detenido esta tarde por la Policía Ministerial en la carretera que conduce de Medellín a Jamapa, en la región del Sotavento, acusado de los presuntos delitos de homicidio, lesiones y disturbios.

A Lagunes Ochoa se le acusa de ser el artífice de la batalla campal del pasado 24 de marzo en la colonia Casas Tamsa, en donde obreros del sindicato “Unidad y Progreso” y disidentes se enfrentaron a balazos, dejando un saldo de dos obreros muertos, una docena de heridos y al periodista Israel Hernández lesionado de bala en una pierna.

Pascual Lagunes fue presentado ante la Fiscalía Regional del Estado (FGE) en el puerto de Veracruz, con el apoyo de la fuerza pública, pues sus seguidores y opositores del sindicato disidente también acudieron al lugar, por lo que un grupo antimotines resguardó el lugar.

Como líder sindical vitalicio, Pascual Lagunes sumó durante casi dos décadas posiciones edilicias, candidaturas y cuotas de poder al interior del PRI.

Sin embargo, una vez que concluya su vinculación a proceso, será trasladado al penal de Pacho Viejo, adelantaron fuentes de la Secretaría de Gobierno estatal, quienes enfatizaron que ya tiene una celda asignada, aislado del extitular de Seguridad Pública (SSP), Arturo Bermúdez Zurita; del exsecretario de Infraestructura y Obras Públicas (SIOP), Francisco Valencia, y del extesorero Mauricio Audirac Murillo, todos ellos ligados al exgobernador priista Javier Duarte.

La captura de Lagunes Ochoa generó la inconformidad del senador priista Héctor Yunes Landa –primo hermano del actual gobernador panista Miguel Ángel Yunes Linares–, quien hizo un extrañamiento a la FGE por la detención abrumadora de priistas, signo de que hay visos de un “Estado policiaco” en la entidad.

“Veracruz está en vías de ser un estado policiaco, no frenan a la verdadera delincuencia. Jorge Winckler, fiscal general del gobierno del cambio, está ahora en funciones del brazo ejecutor de los odios y venganzas de su jefe, Miguel Ángel Yunes Linares”, fustigó el senador priista.

Del lado del PAN, el gobierno de Yunes Linares y la FGE han sido incapaces de detener al exalcalde de Medellín, Omar Cruz Reyes, presunto autor intelectual del homicidio del periodista-editor de La Unión, Moisés Sánchez Cerezo, quien fue “levantado” por siete expolicías intermunicipales el 2 de enero de 2015 y privado de la vida un día después.

Fue la madrugada del 24 de marzo anterior cuando se reportó un enfrentamiento a balazos, bombas molotov, piedras y palos entre obreros de la organización gremial que encabezaba Pascual Lagunes y un sindicato disidente que hace unos meses obtuvo la toma de nota y pretendía hacerse de las instalaciones sindicales en la colonia Casas Tamsa.

El conflicto comenzó cuando 300 seguidores del líder disidente, José Carlos Guevara, pretendían tomar el inmueble en donde se encontraba Lagunes Ochoa.

Una batalla campal entre obreros se suscitó en varias calles de la colonia, por lo que Pascual Lagunes ordenó a sus testaferros que acudieron a parar labores en la empresa Tamsa, ubicada en la zona industrial de Tejería, con el fin de traer refuerzos para el enfrentamiento a golpes y balazos.

Los videos que circulan en redes sociales dan cuenta de los estruendos de bala y de bombas molotov.

Una hora después de que inició el enfrentamiento acudió la Policía Estatal y Fuerza Civil, con el fin de resguardar la zona de conflicto. Posteriormente agentes ministeriales se sumaron al operativo, aunque la situación se viene tensando desde hace dos años ante la indiferencia de las autoridades.

Comentarios