Gobernador de Campeche aplaude sólo a periodistas que “ayudan” al Estado

CAMPECHE, Camp. (apro).- A pocas horas de haber suscrito el acuerdo para la protección de periodistas, el gobernador Alejandro Moreno Cárdenas mostró una vez más su animadversión hacia los comunicadores críticos.

Entrevistado por reporteros de medios a su servicio –los únicos con acceso a eventos oficiales–, respondió así cuando le preguntaron si en Campeche estaba garantizada la libre expresión:

“Sin duda, siempre, siempre la respeto. Yo siempre les he dicho a todos ustedes que la crítica constructiva, la información que ayude al estado nos ayuda a ser mejores, nos da la capacidad de trabajar en equipo y dar más y mejores resultados”.

Pero, reacio a aceptar como periodistas a quienes han expuesto los abusos de su gobierno, definió su concepto: “El periodista, porque si no hoy (…) una persona con cualquier identificación de periodista o de prensa pudiera hacer cualquier tema (…), es eso: periodista, pe-rio-di-ci-dad de trabajar, así lo veo yo”.

Periodista, agregó, “es quien tiene información, quien comunica su información en los distintos lugares: en periódico, en radio, en televisión, en redes sociales, en donde sea, pero el periodista es el que todos sabemos que es periodista, y ustedes en el gremio, todos se conocen.

“Aquí sabemos quiénes son y yo reitero mi compromiso total, irrestricto, para respaldar, y que esta profesión tan importante que nos ayuda a tener ese vínculo con los ciudadanos, cosa que agradezco a ustedes, se haga con responsabilidad y con plena tranquilidad”.

Desde el inicio de su mandato, Moreno Cárdenas, igual que lo hicieron los exgobernadores de Quintana Roo y Veracruz, Roberto Borge y Javier Duarte, emprendió una campaña de hostigamiento e injurias contra sus detractores.

En meses recientes, periodistas, activistas y hasta el dirigente estatal de Morena, Manuel Zavala Salazar, denunciaron ante la Procuraduría General de la República (PGR) el acoso del régimen, luego de que en redes sociales se lanzó una campaña instando a que los asesinaran por “traidores”. La denuncia no ha progresado, pero el hostigamiento continúa.

No obstante, cuando este viernes solicitaron a Moreno su opinión sobre el asesinato de periodistas y los acuerdos que la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) firmó con Peña Nieto, comentó:

“Bueno, muy importante que cualquier hecho con cualquier comunicador, periodista, del nivel que se trate, es lamentable. No debe ocurrir y nosotros estamos trabajando siempre para que Campeche sea un estado donde se ejerza la libertad de expresión plena, abierta, como es. La libertad de tener acceso a la información es fundamental.

“Muy importante la reunión de la Conago. Estuvimos en la reunión los gobernadores, estuvimos presentes con el fiscal general de la República (sic), con los encargados de protección a víctimas, estuvimos trabajando. Estuvieron los embajadores, porque es un problema también de atención a nivel nacional.

“Estuvimos con el presidente de la República, que hizo un compromiso permanente, y claramente estamos trabajando por fortalecer, por darle mayor cobertura, mayor respaldo a la profesión tan importante que es ejercer la labor del periodismo, y aquí en Campeche estamos trabajando fuertemente, se van a fortalecer atenciones en las fiscalías en algunos estados, en las procuradurías y en otros (estados) depende de cómo estén en la ley, pero es un compromiso permanente el respeto y el respaldo total para la atención en este tema tan importante que sucede en muchas partes del país”, señaló.

De acuerdo con Moreno –quien de manera airada ha etiquetado a periodistas críticos como “enemigos del estado”–, en su gobierno “se ha venido trabajando en ello permanentemente, en el cuidado siempre a los medios de comunicación, como debe ser, como el cuidado a los ciudadanos. Hoy es lamentable y no debe de ocurrir ningún hecho”.

Sostuvo que en el Grupo de Coordinación, en el equipo de seguridad que tiene Campeche, “nosotros permanentemente tocamos todos los temas y estamos atentos, pero hay que ser muy cuidadosos con los datos, con el trabajo comprometido y darle resultados a la gente, a los ciudadanos, y que la labor del periodismo sea una profesión que se pueda desempeñar como cualquier otra, con amplitud, con transparencia, con claridad y con la misma garantía que puede tener cualquier otro ciudadano”.

Superado sólo por Siria y Afganistán, México es reconocido como uno de los países más peligrosos para ejercer el periodismo. En los últimos 17 años han sido asesinados 126 periodistas, 61 de ellos de 2011 a la fecha, 36 en el sexenio de Peña Nieto y seis en lo que va de este año. El recuento no incluye a la veintena de desaparecidos.

Comentarios