“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Ciudadanos opositores a transgénicos anuncian Foro Yucatán Orgánico Agroecológico Libre de OGM

MÉRIDA, Yuc. (apro).- En el contexto de la controversia constitucional que la Presidencia de la República promovió ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) contra el gobierno de Yucatán por declarar la entidad como “territorio libre de transgénicos”, organizaciones civiles y comunidades mayas efectuarán el I Foro Yucatán Orgánico Agroecológico Libre de OGM (Organismo Genéticamente Modificado).

Programado para el 24 y 25 de mayo, el evento es parte de las acciones ciudadanas de apoyo al gobierno del estado para defender el decreto que el presidente Enrique Peña Nieto busca echar abajo.

En conferencia de prensa, los organizadores explicaron que el objetivo del foro es dar a conocer los beneficios de transitar hacia una agricultura ecológica, libre de organismos genéticamente modificados y del uso excesivo de plaguicidas, los cuales ponen en riesgo la salud y el medio ambiente de la región.

También pretende establecer las bases para la creación de un comité permanente en el estado que permita la transición hacia la producción agropecuaria sostenible.

El foro es parte de la defensa pública al decreto del gobernador Rolando Zapata Bello que declaró a Yucatán zona libre de transgénicos e impulsó la agricultura orgánica y agroecológica. Dicho decreto fue impugnado por el gobierno federal desde la presidencia de la República, mediante una demanda de controversia constitucional entablada ante la Corte.

Los organizadores del Foro destacaron que en caso de que Yucatán pierda el juicio, se “impediría al estado y sus habitantes la posibilidad de tener un modelo agrícola que proteja la biodiversidad y los conocimientos ancestrales de los agroecosistemas”.

Pablo Duarte, representante de la Unorca, aseguró: “las organizaciones de productores mayas, como la Unorca Yucatán y Guardianes de las Semillas, han trabajado tanto para impulsar prácticas agropecuarias sostenibles, como para defender su territorio de políticas nocivas como la introducción de OGM”.

Se pronunció “a favor de una transición hacia modelos sustentables de producción agropecuaria que tome en cuenta no sólo la salud del medio ambiente y las personas, sino también la economía de los productores indígenas mayas que vivimos explotados por el modelo agroindustrial, ya que el producto de nuestro trabajo sólo va a parar a manos de las transnacionales a través de la compra de semillas, fertilizantes y plaguicidas”.

Por su parte, Luis Arturo Carrillo, de la organización Ma OGM, comentó que mientras el caso legal sigue su curso, “es indispensable que la ciudadanía conozca los impactos y riesgos de continuar apostando a un modelo agrícola industrial”.

“Además, es esencial que la gente, tanto en el medio rural como en el urbano, pongamos manos a la obra para, articulada y coordinadamente, superar este modelo que compromete la riqueza natural del estado y vulnera nuestro derecho a una alimentación de calidad, a la salud, a un medio ambiente sano, al trabajo y a la autodeterminación de la población maya”, recalcó.

A su vez, Aleira Lara, líder del Programa Tierra Sana, Comida Sana de Greenpeace México, señaló: “el decreto de Yucatán como zona libre de transgénicos es un acto de valentía y ejemplo para otros estados del país que demuestra que se puede hacer un cambio en la política pública ya que la gran mayoría de las políticas actuales y los recursos del Estado en México estén destinados a sostener el modelo agroindustrial, no obstante que sus impactos negativos en salud, cultura, economía y medio ambiente estén comprobados”.

Eduardo Batllori, secretario estatal de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente, autor de la iniciativa, comentó: “la Seduma está comprometida a impulsar la transición hacia una producción sustentable generando instrumentos que le den viabilidad, así como también llevando a cabo acciones concretas de impulso y articulación social como en el caso de la reserva biocultural del Puuc, Jibiopuuc, y en el comité de transición que resulte de este Foro”.

Agrotóxicos

Estudios científicos efectuados por diversas instituciones en la península han comprobado contaminación a causa de agroquímicos altamente tóxicos en agua de pozos, potable e incluso purificada, así como también en orina de hombres y mujeres, cenotes, sangre y leche materna.

Muchos de los agrotóxicos hallados en las muestras y asociados al cultivo de transgénicos están prohibidos en otros países y se les relaciona con diversas enfermedades como el cáncer.

Además, a las afectaciones documentadas se suman la deforestación, la pérdida de polinizadores, la emisión de potentes gases de efecto invernadero que aceleran el calentamiento global, entre otras.

Desde el gobierno del Estado se han impulsado diversos instrumentos orientados a la conservación del medio ambiente, como lo son el decreto de contingencia contra los transgénicos, el decreto por el que se declara a Yucatán como zona libre de OGM y de impulso a la producción sustentable y el Acuerdo para la Sustentabilidad de la Península de Yucatán, por mencionar algunos.

El I Foro Yucatán Orgánico Agroecológico libre de OGM estará abierto a todo público. Contará con la participación de las secretarías de Desarrollo Urbano y Medio Ambiente y de Investigación Innovación y Educación Superior del estado de Yucatán y organizaciones como el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA), Greenpeace, Ma OGM, Slow Food Yucatán, Vía Orgánica, Colectivo Milpa, Centro Regional Chapingo, Guardianes de las Semillas, Educe SC, Bioantropo, U Yits Ka’an, Impulso Orgánico Mexicano, Asociación Mexicana de Exportadores de Miel de Abeja, Certimex, TNC y Aserca.

Comentarios