Fallece Juan Chamizo, uno de los últimos pintores del exilio español

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Juan Chamizo, uno de los últimos pintores de la generación del exilio español en México, y considerado un artista “amante de la luz”, falleció a los 95 años de edad.

Chamizo nació en 1921 y se inició en la pintura en su ciudad natal Sevilla en la Academia de las Artes y Oficios en 1936 hasta el estallido de la Guerra Civil Española (1936-1939), cuando sus padres se exiliaron en México y cinco años después trajeron al aspirante a artista y sus hermanos.

Aquí ingresó a la Academia de San Carlos a principios de los cuarenta, y entre 1945 y 1946 estudió con otro pintor exiliado, José Bardasano, y posteriormente con Juan Eugenio Mingorance.

Hacia 1955 fundó con otros artistas el “Jardín del arte”, donde expuso sus primeras obras ante la dificultad de acceder a galerías. La experiencia le sirvió para hacer su propio espacio en los sesentas que estuvo a cargo de su esposa Amelia Sainz Bablot, y que funcionó como galería e incluso llegó a exponer obras de artistas como Francisco Goitia.

Posteriormente, Chamizo llegó a exponer en Estados Unidos (Los Ángeles, Detroit, Florida, Texas); Canadá (Toronto), y España (en el salón de otoño de Madrid).

A decir de especialistas, su obra se caracterizó por ser “abstracto-fugurativa”, y por conjuntar la cultura prehispánica –dando prioridad a la luz y la vida a través de “Tonatiuh”, el Dios del Sol de las culturas azteca y mixteca-, con sus raíces españolas presentes a través de los colores.

En sus obras se pueden apreciar tianguis, toros, pajareros, arlequines, vendedoras de flores, niños, músicos, quijotes y figuras relativas a la arquitectura.

En 2012, durante una charla en referencia a una exposición dedicada a la obra de Chamizo en la dirección de Estudios Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia, los historiadores de arte Rafael López Guzmán y Yolanda Guasch Mari, destacaron el trabajo del artista marcado por una imaginación con diversas temáticas que le permitió experimentar diversos estilos y formas.

En entrevista Chamizo habló de su pintura y sus influencias artísticas: “mi puntura es un pellizco de todos los artistas: Rembrant en el clarouscuro; el Greco en la estilización de las figuras; los impresionistas en la luz”.

Y sobre los mexicanos: “el único que puede haberme influido por considerarlo el mejor artista que ha tenido México es Rufino Tamayo. Es un artista completo, el más si cabe, por su fuerza, por sus composiciones, su perpectiva o sus volúmenes”.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios