“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Came reactiva contingencia en menos de 24 horas, pero “no estamos en crisis”, dice

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A menos de 24 horas de levantar la medida que duró seis días, esta tarde la Comisión Ambiental de la Megalópolis (Came) activó de nuevo la Fase 1 de Contingencia Ambiental por Ozono, por lo que este martes 23 no podrán circular los vehículos con holograma de verificación 2, ni 1 con terminación impar, así como los de engomado rosa y terminación 7 y 8.

En su reporte de las 15:00 horas, el Índice de Calidad del Aire registró 162 puntos en la estación Gustavo A. Madero, delegación del mismo nombre, al norte de la capital. Y según la Came, el pronóstico para mañana es que las condiciones “continuarán siendo desfavorables”. Por esta razón, anunció la reactivación de la Fase 1.

La medida se ordenó apenas cinco horas después de que Martín Gutiérrez Lacayo, coordinador de la Came, informó en conferencia que las condiciones climáticas de la semana pasada prevalecerán en los siguientes días, por lo que no descartó volver a activar la medida.

A las 10:30 horas de este lunes, el funcionario federal aclaró que la zona metropolitana “no está en crisis ambiental”, pues no se ha llegado a los niveles experimentados el año pasado.

Sin embargo, explicó que México está bajo un sistema de alta presión “atípica” que ha favorecido una importante radiación solar, así como la falta de aire que ayude a la dispersión de contaminantes.

Tras seis días bajo la restricción de circulación de alrededor de un millón y medio de automóviles diarios sin que los niveles de contaminación disminuyeran, las autoridades ambientales defendieron la medida y explicaron que las condiciones climáticas seguirán como hasta ahora.

Alberto Hernández Unzón, coordinador general del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), detalló que el sistema de alta presión cubre al país desde el Océano Pacífico hasta el Golfo de México. Ello ha provocado que el aire corra lento, que se generen altas temperaturas, aunque el termómetro no ha rebasado los 32 grados Celsius.

El especialista añadió que este escenario y la ausencia de lluvia y tormentas han obstaculizado la dispersión de contaminantes precursores del ozono. Ello, sumado a la intensa radiación solar, se convierte en un detonante para rebasar los 150 puntos Imeca.

Sobre las altas temperaturas y la sensación de calor en la Zona Metropolitana del Valle de México (ZMVM), el especialista dijo que continuarán hasta finales de mes se debe a la “isla de calor”,  resultado del calentamiento del pavimento urbano. Por ejemplo, en la plancha del Zócalo se percibieron hasta 35 grados.

Comentarios