“Desaparecen” 80 jornaleros indígenas en Chihuahua tras denuncia de abuso laboral

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Una semana después de haber sido retirados de un rancho donde laboraban como jornaleros, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) de Chihuahua informó que este lunes inició la búsqueda de 80 indígenas que eran explotados laboralmente.

De acuerdo con información difundida por El Diario Mx, personal de la STPS y otras dependencias acudió al albergue para trabajadores temporales de Camargo para atender el reporte de abuso laboral que recibieron desde el pasado domingo 21, pero al llegar los jornaleros ya habían sido retirados y no ha sido posible localizarlos.

José Domínguez, titular del área de Supervisión de la STPS, comentó que personal de la dependencia viajó este lunes para visitar el albergue municipal para jornaleros, construido en la pasada administración con recursos de la Secretaría de Desarrollo Social federal y administrado por el municipio.

Precisó que la visita fue debido a que recibieron la denuncia de que 80 indígenas de la región de Baborigame, en el municipio de Guadalupe y Calvo, estaba siendo explotados, ya que les pagaban salarios bajos, pero les cobraban distintas “prestaciones”, como la comida y el transporte, lo que los dejaba con una percepción inferior a los 90 pesos diarios por jornadas de ocho horas.

Según el funcionario estatal, al parecer el responsable del grupo, quien suele ser la persona que viaja hasta las comunidades a reclutar trabajadores, fue puesto sobre aviso y decidió llevarse a los jornaleros, sin que se pueda saber en dónde están trabajando ahora.

Indicó que es complicado seguirles el rastro, ya que en muchas de las ocasiones no se sabe el nombre real del “enganchador”, término que se le da a quien consigue a los jornaleros.

Entre los abusos que se denunciaron está que a los jornaleros se les ofreció un salario de 180 pesos diarios, pero se les descontaban 90 pesos por comida, principalmente burritos, así como 20 pesos por el transporte.

Domínguez destacó que la movilidad que tienen los enganchadores les permite estar en cuestión de horas en otras regiones de la entidad, ya que los grupos son llevados fácilmente en cualquier clase de transporte.

Comentarios