ONG busca fallo histórico de la Corte en el caso de una joven asesinada por dueño de bar

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La organización no gubernamental Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho busca que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emita un fallo histórico en el caso de Karla del Carmen Pontigo Lucciotto, una joven que hace cinco años fue hallada muerta en el bar Play Club de San Luis Potosí.

Con el hashtag #Vivanlasmujeres, #Usamivoz y #Usemyvoice, la ONG inició una campaña en redes sociales con la finalidad de recolectar firmas para solicitar al máximo órgano de justicia de la nación que otorgue un amparo a la familia Pontigo Lucciotto para que se abra una nueva investigación con perspectiva de género, ante violaciones al debido proceso.

Los familiares de la víctima también piden que al dueño de la discoteca en donde trabajaba Karla –el único señalado como probable responsable– se le impute el delito de feminicidio y no de homicidio culposo.

Karla del Carmen Pontigo Lucciotto, de 22 años, fue asesinada el 28 de octubre de 2012 en un bar de San Luis Potosí, donde laboraba como edecán. Según el parte médico, la joven sufrió agresiones físicas y sexuales que le dejaron al menos 40 heridas en órganos internos y externos. En el cuello tenía marcas de estrangulamiento y además le amputaron la pierna derecha.

La organización que promueve el acceso a la justicia para víctimas de delitos y violaciones a derechos humanos, explicó que el caso de Karla es el segundo en ser atraído por la SCJN, decisión que fue tomada el 4 de julio de 2015. Y el ministro Alfredo Gutiérrez Ortiz Mena analiza si el Ministerio Público de San Luis Potosí cumplió con los estándares de investigación y con perspectiva de género.

La Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho hizo un llamado a que líderes de opinión se unan a la campaña #Vivanlasmujeres, #Usamivoz y #Usemyvoice, que finalizará en octubre próximo.

Hasta el momento se han sumado a la causa Tania Reneaum, directora de Amnistía Internacional de México, y Denise Dresser, académica y politóloga.

Comentarios