Trasladan a Félix Gallardo al Centro de Reinserción Social de Puente Grande

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luego de ganar un amparo que giró el juez cuarto de Distrito de Procesos Federales en Jalisco, el narcotraficante Miguel Ángel Félix Gallardo, acusado del asesinato del exagente de la DEA, Enrique Camarena Salazar, fue trasladado al Centro de Reinserción Social (Cereso) de Puente Grande.

De acuerdo con información difundida por Zeta, la resolución del traslado del exlíder del cártel de Guadalajara, detenido en 1989, fue notificada tanto a las autoridades penitenciarias estatales como al comisionado del Órgano Administrativo Desconcentrado Prevención y Readaptación Social (OADPRS).

Al filo de las 17 horas de ayer, con el apoyo de la Fiscalía General del estado (FGE) de Jalisco, El Jefe de Jefes –también conocido como El Padrino– fue recluido en el Cereso de Puente Grande, cuyo régimen penitenciario es menos severo que el del Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 2 de Occidente, al que fue trasladado el 31 de enero de 2015, tras permanecer 20 años en el Cefereso 1 Altiplano y antes en el Reclusorio Sur de la Ciudad de México.

El traslado de Félix Gallardo, de 71 años de edad, se debió a su precario estado de salud, con graves problemas de la vista y pérdida parcial de la capacidad auditiva, además de que ya no se le considera una persona con perfil de alta peligrosidad.

En el área médica de las prisiones donde estuvo también se le diagnosticó faringitis aguda, hernia hiatal, gastritis crónica, dolor y ardor durante la micción, estreñimiento crónico y trastorno ansioso depresivo.

El legendario narcotraficante cuenta actualmente con una condena de 40 años de prisión por diversos delitos federales, pero aún no recibe sentencia por los secuestros, homicidios e inhumación clandestina del agente de la DEA, Enrique Camarena, y del piloto mexicano de la Secretaría de Agricultura y Recursos Hidráulicos, Alfredo Zavala Avelar, hechos ocurridos en 1985.

Las autoridades carcelarias de Jalisco habían negado capacidad ocupacional y contar con las medidas médicas adecuadas para recibir y atender a Félix Gallardo en alguno de los penales de Puente Grande. Sin embargo, la tarde de ayer finalmente se consumó el traslado.

Comentarios