Profeco suspende tres lotes de venta de autos en la CDMX por falta de comprobantes

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) inició un operativo nacional de verificación en lotes de autos para evitar la comercialización de vehículos robados, así como para garantizar que dichos establecimientos operen apegados a la legalidad y respeten los derechos de sus clientes.

Mediante un comunicado, la institución encabezada actualmente por Rafael Ochoa Morales realizó un recorrido de revisión en varios lotes de autos ubicados en la Ciudad de México, en donde verificó el cumplimiento de la Norma Oficial Mexicana NOM-122-SFCI-2010, que regula las “Prácticas Comerciales y Elementos Normativos para la Comercialización y/o Consignación de Vehículos Usados”.

La autoridad colocó sellos de suspensión e inmovilización en al menos tres establecimientos, luego de que los encargados no exhibieron las facturas que acreditan la propiedad de los autos que se ofrecían en venta.

Los establecimientos en los que se colocaron sellos de suspensión e inmovilización se ubican en la colonia Peralvillo, en la delegación Cuauhtémoc, y se identificaron con las razones sociales “Central Automotriz”, “Automotriz Peralvillo” y “Autos Seminuevos Premium”.

En los tres casos no se acreditó la propiedad de los vehículos, no contaban con contratos de adhesión y no se ofrece información completa a sus posibles clientes.

La Profeco también verificó que los lotes contaran con contrato de adhesión registrado ante dicha institución, además de que los elementos informativos que debe conocer el cliente estén a la vista, tales como precios, mecanismos de atención al consumidor, formas de pago, garantías y especificaciones técnicas de los vehículos.

De acuerdo con la autoridad, estos operativos continuarán de forma aleatoria en todo el país durante los próximos días.

“Las verificaciones focalizadas de la Profeco se implementan a partir de denuncias ciudadanas y tienen como objetivo compartir información con otras dependencias, locales y federales, para evitar la comercialización de vehículos robados, principalmente en establecimientos que no cuentan con el registro de sus actividades como establece la ley”.

Comentarios