En medio de acusaciones mutuas, candidatos punteros en Coahuila acuden a votar

TORREÓN, Coah. (proceso.com.mx).- Con acusaciones mutuas de presuntas irregularidades, los candidatos punteros en la elección al gobierno de Coahuila, Guillermo Anaya, del PAN; y Miguel Ángel Riquelme, del PRI; emitieron su voto en esta ciudad que ambos gobernaron.

Riquelme, quien recientemente dejó la alcaldía de Torreón para competir por la gubernatura, es respaldado por los partidos aliados del PRI a nivel nacional, Panal y PVEM, así como los partidos locales Socialdemócrata Independiente, Campesino Popular, de la Revolución Coahuilense, y el recientemente creado Partido Joven, que respalda al exgobernador Humberto Moreira como candidato plurinominal al congreso local.

Por su lado, el también exalcalde de Torreón en el periodo 2003-2005, Guillermo Anaya Llamas, encabeza la Alianza Ciudadana por Coahuila, en la que además del PAN también participan Unidad Democrática de Coahuila (UDC), Primero Coahuila (PC) y Encuentro Social (ES).

El priista fue el primero en sufragar en la casilla 1466, instalada en una escuela primaria de una colonia popular de Torreón, donde fue recibido con gritos de ciudadanos enfurecidos por tener que esperar una hora antes de poder ejercer su voto.

“A la cola!” le gritaron ciudadanos que se habían formado desde las ocho de la mañana. “En otras casillas están caminando rapidito, pero aquí como votan influyentes, se atrasaron para esperarlos”, se quejó una señora formada en los primeros lugares de su fila.

Antes de ser obligado a formarse, Riquelme acusó a sus contrincantes panistas de cometer “travesuras”, de estar detrás de la supuesta cancelación de su línea de telefonía móvil así como de “cientos” de su estructura electoral.

“Cuando desperté vi que no tenia línea y pensé que no había pagado pero después me entere que cientos de miembros de la estructura del PRI también tenían las líneas canceladas”, dijo Riquelme.

Sin poder explicar cómo había sucedido lo anterior, el candidato priista reprobó que dos presuntos panistas hayan sido detenidos en el municipio de Ramos Arizpe por la Procuraduría General de Justicia del Estado, con 30 mil pesos en billetes de 500 pesos, así como con listas nominales y copias de credencial de elector.

A 15 minutos de la escuela popular, Guillermo Anaya Llamas del PAN acudió a las instalaciones de la Universidad Tec Milenio, donde se instaló la casilla 1172 en la que le correspondía votar.

Acompañado por su familia, el panista reprochó que la “policía estatal opere para infundir miedo”, al referirse al caso de la detención de un colaborador del alcalde con licencia de Acuña y dirigente de UDC, Lenin Pérez, hijo del extinto líder del sindicato de la UNAM, Evaristo Pérez Arreola.

El colaborador de Pérez fue detenido por policías judiciales por portación de droga en días recientes y puesto en libertad al no encontrarse elementos, en tanto que otros dos jóvenes habrían sido golpeados por los policías.

Antes de sufragar, Anaya acuso a la PGJE de “sembrar” la droga al operador de Pérez y de amenazar a los otros dos jóvenes de hacer lo mismo con ellos.

“La policía está operando para infundir miedo”, señaló el panista al tiempo de calificar como “absurda” la acusación de Riquelme de estar detrás del bloqueo de comunicaciones.

“No somos gobierno ni a nivel estatal ni federal, esas expresiones reflejan el tamaño de su miedo”, dijo Anaya.

Después de votar, ambos candidatos se dirigieron a la capital del estado, Saltillo, para esperar los resultados preliminares de la elección que se espera se tengan la medianoche de este domingo.

Cabezas en las encuestas durante el proceso electoral, Anaya y Riquelme son dos de los siete aspirantes que compiten en los comicios de este domingo, representando a 15 partidos políticos.

Esta es una jornada que los propios consejeros del Instituto Electoral de Coahuila (IEC) consideran complicada por la cantidad de candidatos a los diferentes puestos de representacion: seis mil 434 aspirantes.

Los candidatos se disputan, además de la gubernatura, 25 diputaciones locales, 38 alcaldías, con sus regidurías y sindicaturas, que podrán ser votados por dos millones 063 mil ciudadanos enlistados en el padrón electoral.

Comentarios