Denuncian ejecución extrajudicial de abogado de Morena en Guerrero

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobierno de Héctor Astudillo Flores informó que la Policía Preventiva Estatal (PPE) “abatió a dos sicarios” esta tarde en Tixtla durante un enfrentamiento con civiles armados que se prolongó durante una hora.

Desde el año pasado, autoridades de los tres niveles y el Ejército han tolerado la confrontación que mantienen las bandas de Los Rojos y Los Ardillos por el control de este poblado de la región Centro de la entidad.

En contraste, familiares informaron que una de las víctimas es el abogado y militante de Morena, Eduardo Catarino Dircio, y denunciaron que su muerte fue “una ejecución extrajudicial”.

El conocido litigante tixtleco se encontraba refugiado junto a su familia en su domicilio ubicado en la céntrica calle Insurgentes ante la balacera que se extendió por diferentes puntos del poblado, señalaron.

Enseguida, los uniformados irrumpieron en la vivienda de Catarino Dircio y le dispararon sin mediar palabra frente a su esposa e hijos, y luego “le sembraron un arma”, indicaron con rabia e impotencia los familiares de la víctima.

Por su parte, el gobierno estatal difundió públicamente una fotografía donde Eduardo Catarino aparece tendido sobre el suelo con una camisa amarilla, pantalón gris, un brazo recostado en el abdomen y, sobre las piernas, un rifle AK-47 con un cargador abastecido para 100 cartuchos.

Enseguida, el vocero de Seguridad del gobierno estatal, Roberto Álvarez Heredia, informó que policías estatales “abatieron a dos sicarios” en un enfrentamiento que también dejó dos uniformados heridos.

La versión oficial indica que la refriega comenzó con una persecución en Chilpancingo cuando “un grupo de delincuentes” fue sorprendido por agentes estatales cuando circulaban en la capital del estado.

En estos dos días, la confrontación que mantienen las bandas de Los Jefes (Rojos), y Los Ardillos en Chilpancingo ha dejado una estela de cuerpos humanos desmembrados y mantas donde se acusa al gobernador priista Héctor Astudillo Flores de brindar protección a una facción del narco.

El funcionario estatal dijo que la persecución de los sicarios se extendió al pueblo vecino de Tixtla, donde se desató un enfrentamiento en diferentes calles de este lugar ubicado a 10 kilómetros de la capital de la entidad sobre la carretera federal Chilpancingo-Chilapa.

Luego, el comunicado oficial afirma textual que “los delincuentes descendieron de una camioneta y buscaron esconderse en una vivienda donde fueron abatidos dos sicarios”.

Además, agrega que el hecho “desató alarma entre la población tixtleca” y remata diciendo que autoridades ministeriales acudieron a la escena del doble crimen para realizar las diligencias correspondientes y deslindar responsabilidades.

En respuesta, familiares de una de las víctimas reprocharon el hecho de que el gobierno de Astudillo haya criminalizado a Eduardo Catarino Dircio sin tener certeza jurídica de lo ocurrido, mucho menos dictámenes periciales.

También afirmaron que se trató de una ejecución extrajudicial porque el abogado no estaba armado y tampoco tuvo participación activa en el enfrentamiento entre sicarios y policías.

Por ello, anunciaron acciones legales contra el gobierno de Héctor Astudillo para evitar que no quede impune el crimen de Catarino Dircio.

Comentarios