Sobre “El exfiscal Edgar Veytia y una historia de terror…”

Señor director:

Hemos leído con atención la nota de título El exfiscal Édgar Veytia y una historia de terror: el despojo de Flamingos Acqua, publicada de manera digital el día 2 de junio de 2017, en la página web de la revista Proceso, así como de manera impresa en la edición 655 del suplemento Proceso Jalisco del 28 de mayo de 2017.

Al respecto, y con base en nuestro derecho de réplica, consideramos relevante precisar la siguiente información:

Primero. Las denominaciones CLG Abogaqos y Consultoría, Litigio, Gobierno, son marcas registradas cuya titularidad la ostenta CL Abogados S.C.

Segundo. El señor Diego Ruiz Durán, así como el señor Humberto Castillejos Cervantes no han sido, ni son socios de CL Abogados S.C.

Tercero. CL Abogados S.C. a través de las marcas CLG Abogados y Consultoría, Litigio, Gobierno, se deslindan de cualquier tipo de relación con el asunto que trata la nota, así como de cualquier tema relacionado con los señores Diego Ruiz Durán y Humberto Castillejos Cervantes.

En virtud de lo anterior, le solicitamos sea tan amable de realizar las aclaraciones y correcciones pertinentes, para omitir mencionar las marcas CLG Abogados y Consultoría, Litigio, Gobierno del texto de la nota referida, toda vez que la información ahí vertida no corresponde a la realidad, afectando así el prestigio de las marcas del despacho que represento, así como el de sus socios y asociados.

Sin más por el momento, agradezco la atención a la presente y aprovecho la ocasión para enviarle un saludo cordial.

Atentamente

José Alberto Rodríguez Duque

Representante Legal CL Abogados S.C.

Respuesta de Proceso Jalisco y proceso.com.mx

Señor director:

Respecto de la “aclaración” del despacho Consultoría, Litigio, Gobierno (CLG), es necesario enfatizar que no es el semanario quien menciona a Diego Ruiz Durán como socio de la firma, sino el entrevistado Eduardo Valencia. Como parte de la labor editorial, sólo se comprobó el dato en la propia página de internet de CLG, que hasta la semana anterior a la publicación del reportaje registraba a Ruiz Durán como socio junto con José Antonio Cuéllar Labarthe.

Tras la aparición de la entrevista con el empresario agredido, el nombre del primero fue borrado de dicha página que; sin embargo, quedó grabado en la memoria caché (se anexan al final de esta respuesta capturas de pantalla). Además, Ruiz Durán ostenta su pertenencia al despacho en sus redes sociales Facebook y Linkedin, así como en páginas de búsqueda especializadas en servicios legales.

En cuanto a Castillejos Cervantes, varias notas de prensa lo ubican como socio o propietario del despacho CLG, con domicilio en Mazatlán 102, en el momento del homicidio de su padre en julio de 2008, ocurrido frente a esas instalaciones.

Además, en 2012 se difundió su currículum como asesor jurídico del equipo de transición del entonces presidente electo Enrique Peña Nieto, donde se consigna su relación con CLG.

Lo que sí es necesario precisar es que se han borrado los nombres de la página del despacho, pero eso no implica que no “hayan sido socios” de CLG.

Atentamente:

La Redacción

Comentarios