Cancelan veto al estadio de Rayados porque la riña duró menos de 2 minutos

MONTERREY, NL (apro).- La Comisión de Apelaciones (CA) de la Federación Mexicana de Futbol revirtió el veto de un partido al Estadio de Rayados por los incidentes violentos que se registraron en el Clásico Norteño ante Tigres el pasado 13 de mayo, con el argumento de que la riña ocurrida en el interior duró menos de dos minutos.

Al finalizar aquel encuentro celebrado en el coso BBVA Bancomer, en el que Tigres ganó 2-0 (6-1 global) y los eliminó de los Cuartos de Final del torneo Clausura 2017, aficionados de La Pandilla agredieron adentro y afuera del inmueble a seguidores felinos, incidente por el cual dos seguidores de las rayas fueron vinculados a proceso.

El 26 de mayo, la Comisión Disciplinaria determinó sancionar al conjunto regiomontano con un partido de cierre de las tribunas a su estadio y una multa económica por las riñas.

Sin embargo, la directiva del club blanquiazul presentó un recurso de inconformidad, en la que aportaron documentos, videos y otras pruebas, que les arrojaron como fallo una sanción económica y un aviso de veto.

En el punto medular de la argumentación de la CA, se explica que hubo tres confrontaciones, dos adentro del estadio y una afuera, esta última, ajena a la responsabilidad del Club de Futbol Monterrey.

En el punto C de la resolución se indica que, adentro, “las dos confrontaciones duraron no más de dos minutos, debido a que los elementos de seguridad actuaron para evitar mayores confrontaciones”.

Se explica que en el estadio había más elementos de seguridad que los que establece el Reglamento de Seguridad para Partidos Oficiales y que derivado de las dos confrontaciones que existieron dentro del estadio, hubo dos personas lesionadas y ninguna tuvo consecuencia de gravedad.

También fueron consignados ante la autoridad 32 infractores e identificados los agresores.

Por último, la Femexfut expone: “Si bien la Comisión de Apelaciones reprocha todo acto violento, dentro de su actuar, como órgano colegiado de resolución de última instancia, debe, siempre, de ponderar la sanción considerando todos los factores determinantes de la culpabilidad”.

“En el caso que nos ocupa y por los elementos antes expuestos, la Comisión de Apelaciones considera que la sanción establecida por la Comisión Disciplinaria no es proporcional con lo ocurrido en el partido de referencia tomando en cuenta que el veto de estadio es la sanción más grave que contempla el Reglamento de Sanciones”.

Por ello, la CA determinó modificar la sanción apelada, imponer la máxima multa económica y extender un aviso de veto al Monterrey.

Tigres, inconforme

En respuesta a la resolución, el presidente de Tigres, Alejandro Rodríguez, manifestó su inconformidad pues, dijo, en un futuro los agresores en los estadios actuarán con un cronómetro en la mano, para asegurarse de que sus golpizas no excedan los dos minutos.

“El Comité de Apelaciones tiene la responsabilidad de ver si el reglamento lo aplicó bien o no bien la Comisión Disciplinaria. Lo que dice la Comisión de Apelaciones es que la agresión es de menos de dos minutos que a mí se me hace un absurdo, porque en menos de 15 segundos te puedo quitar la vida”.

“Esos dos minutos no aparecen en ningún lugar, eso nos tiene muy enojados. Ahora a ver con que parámetros van a juzgar, porque todo mundo va a traer un cronómetro y te puedo pegar por minuto y medio y antes de llegar a los dos minutos pues ya”, dijo el directivo del equipo de la Universidad Autónoma de Nuevo León.

Comentarios