“El Yugo Zeta” en Coahuila: control de penales, secuestros, matanzas, quema de cuerpos…

Trump promete revelar “en breve” información sobre supuestas grabaciones con exdirector del FBI

WASHINGTON (apro).– El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, declaró que en un “breve periodo” revelará información sobre las presuntas grabaciones de las conversaciones que sostuvo con el exdirector del FBI, James Comey, sobre la supuesta intervención cibernética de Rusia en las elecciones presidenciales de noviembre pasado, aunque dio a entender que existe el registro de esas pláticas.

“No estoy insinuando nada, se los diré dentro de un periodo muy corto”, dijo durante una breve conferencia de prensa en el Jardín de las Rosas de la Casa Blanca, junto con el presidente de Rumanía, Klaus Lohannis.

Presionado por los reporteros para que aclarara si existen o no grabaciones de sus diálogos con Comey, el mandatario estadunidense apuntó: “Van a quedar muy decepcionados cuando escuchen la respuesta, no se preocupen”.

Este jueves, ante el Comité de Inteligencia de la Cámara de Senadores del Congreso federal estadunidense, el exdirector del FBI declaró bajo juramento que el pasado 14 de febrero, durante una reunión a solas en la Oficina Oval de la Casa Blanca, Donald Trump le pidió que dejara de lado la investigación sobre el general Michael Flynn, jefe del Consejo de Seguridad Nacional, quien el día anterior fue despedido por mentir sobre sus relaciones y contactos con el gobierno de Rusia, durante la campaña presidencial del año pasado y después de está.

James Comey se quejó ante el Comité Senatorial de que la Casa Blanca lo difamó a él y al FBI, después de que la prensa estadunidense reveló lo que le pidió Trump sobre Comey en el encuentro en la Oficina Oval el 14 de febrero pasado.

En la conferencia de prensa con su homólogo rumano, Donald Trump fue presionado por la prensa para que expusiera si es verdad o mentira lo que dijo Comey respecto a desechar la investigación a Flynn.

“No dije eso”, apuntó Trump.

-¿Entonces él (Comey) mintió sobre eso?, le machacó el reportero.

-Bueno, no dije eso, es decir, te estoy diciendo que no dije eso. Y no habría nada malo en ello si lo hubiese dicho (que mintió), de acuerdo a todos los que leí hoy, pero no dije eso.

-¿Y le pidió un acuerdo de lealtad, por su parte; es otra de las cosas que dijo (en la audiencia)?, insistió el periodista.

-No, no lo hizo, reviró Trump.

-Él dijo esas cosas bajo juramento. ¿Estaría usted dispuesto a dar su versión de los hechos bajo juramento?

-100% lo diría bajo juramento. Apenas conozco al hombre (Comey), no iba a decir ‘quiero que me jures lealtad’. ¿Quién haría eso? ¿Quién le pediría lealtad bajo juramento? Piénsenlo, apenas conozco al hombre. No tiene sentido. No dije eso, ni dije lo otro, enfatizó el presidente de Estados Unidos.

Las declaraciones de Trump en la conferencia de prensa abren de nuevo la interrogante sobre quién dice la verdad: el presidente o el exdirector del FBI.

Posible obstrucción de la justicia

Por otro lado, y en torno a las investigaciones que llevan a cabo sobre la presunta colusión entre los rusos y la campaña presidencial de Donald Trump, los Comités de Inteligencia del Congreso y la Comisión Independiente del Departamento de Justicia -bajo la dirección del exdirector del FBI, Robert Mueller-, informaron que la clave para el esclarecimiento del escándalo será confrontar la palabra de Trump contra la de Comey.

La existencia de las grabaciones de las pláticas del presidente estadunidense con el entonces director del FBI, a quien corrió en mayo pasado, podrían esclarecer las dudas sobre el caso.

En Washington se habla de que todo lo que dice Trump en la Casa Blanca se graba, pero que, a la luz de lo que declaró Comey en el Capitolio, el registro de la conversación del 14 de febrero de este año ya estaría eliminado. Un acto así, se considera también como delito de obstrucción de la justicia.

La clave de las tres pesquisas será definir si Trump cometió dicho delito, al pedirle a Comey que dejara de lado la investigación sobre Flynn. Una acusación así en su contra podría generar la realización de un juicio político.

Aunque para sentar a Trump en el banquillo de los acusados se requiere la aprobación de dos tercios de los 100 miembros del Senado, Cámara Legislativa bajo el control representativo del Partido Republicano al cual pertenece el presidente.

Donald Trump añadió que estaría dispuesto a responder a las preguntas que le haga Mueller bajo juramento.

Al inicio de la sesión de preguntas y respuestas, el presidente de Estados Unidos dijo que el testimonio de Comey en el Senado lo reivindicó respecto al asunto de Rusia.

“No colusión, no obstrucción de justicia. Él es un filtrador de información”, declaró y añadió que la audiencia es una excusa de los demócratas para justificar su derrota en las elecciones presidenciales del 8 de noviembre de 2016.

“Fue solamente una excusa, pero estamos muy, muy felices y, francamente, James Comey confirmó mucho de lo que he dicho y algunas de las cosas que dijo no son verdad”, concluyó Trump.

Comentarios