En Coahuila, frente contra la imposición

En Coahuila las irregularidades electorales fueron tantas y tan claras que provocaron que prácticamente toda la oposición se uniera en torno del candidato que, aseguran, realmente ganó la gubernatura: el panista Guillermo Anaya. Los inconformes ya realizaron movilizaciones masivas –en una entidad en la que este recurso apenas se emplea– y delinearon un plan para lograr que los tribunales anulen los comicios. Dicen tener pruebas de que el gobernador Rubén Moreira, integrantes del propio instituto electoral local y centenas de priistas y desconocidos operaron a favor del PRI.

SALTILLO, Coah (Proceso).- Los recientes comicios en esta entidad fueron una lluvia de irregularidades. Y debido a la suma de inconsistencias de las autoridades electorales y a la intervención del gobierno de Rubén Moreira (PRI), todos los candidatos de oposición decidieron unirse y crear el Frente por la Dignidad de Coahuila.

La agrupación ya mostró músculo. Organizó una marcha para la defensa del voto que logró reunir a 60 mil personas en Saltillo y a muchas otras en ciudades como Torreón, Monclova y Piedras Negras. En la historia reciente del estado jamás se había vivido una manifestación de tal envergadura.

El Frente es encabezado por el abanderado de Morena, Armando Guadiana, quien obtuvo el tercer lugar en la contienda por la gubernatura con más de 12% de la votación; el candidato independiente Javier Guerrero, quien consiguió alrededor de 7.5% de los sufragios; el del Partido del Trabajo (PT), José Ángel Pérez, exalcalde de Torreón, y el independiente Luis Horacio Salinas. Todos decidieron unirse en torno del panista Guillermo Anaya, ya que según las encuestas de salida de sus respectivos equipos, Anaya ganó la elección y no el priista Miguel Riquelme, como asevera la autoridad electoral local hasta el momento.

El Frente por la Dignidad de Coahuila ya anunció que no reconocerá los resultados de la elección para gobernador y exigirá su nulidad, debido a que –entre otras razones– los sellos que colocaron sus representantes en las bodegas de los comités distritales (donde se resguardaron las papeletas) fueron desgarrados.

Además, descubrieron que alrededor de 20% de los paquetes electorales fueron violados durante las 72 horas que estuvieron bajo resguardo en dichos almacenes.

El abogado Eduardo Aguilar, del Departamento Jurídico del PAN, presentó videos a Proceso en los que se observa que los sellos de las bodegas que resguardan los paquetes del distrito 15 y 16 fueron vulnerados. En otros videos se muestran paquetes electorales sin las cintas que garantizan su integridad. “Calculamos que son 700 los paquetes que fueron violados”, sentencia Eduardo Aguilar en entrevista.

Fragmento del reportaje publicado en Proceso 2119, ya en circulación

Comentarios