Detienen a joven que asesinó a su madre y ocultó el cuerpo durante una semana

CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Un joven de 22 años fue detenido por policías capitalinos en relación con el asesinato de su madre en la colonia Barrio de la Magdalena Culhuacán, delegación Coyoacán.

De acuerdo con informes policiales, una llamada a la línea de emergencias 911 alertó sobre el cuerpo de una mujer al interior de un domicilio.

Policías sectoriales llegaron a la calle Rosas y Pino, donde un hombre de la tercera edad les indicó que al interior de la vivienda se encontraba su hija tirada en el piso y cubierta con cobijas y ropa.

Al ingresar a la casa, los elementos observaron manchas de sangre en la puerta y que una mujer estaba tendida en el suelo, con varios objetos sobre el cuerpo y en avanzado estado de descomposición.

Los agentes interrogaron al hijo de la víctima, quien confesó que al estar bajo los efectos de sustancias tóxicas y tras una discusión con su madre, la golpeó en la cabeza.

El hombre mantuvo el cadáver de su madre durante una semana en el domicilio, y ante la presencia de un familiar decidió esconderlo en el segundo nivel del inmueble en construcción y cubrirlo con ropa y cobijas.

Una vez que confesó el homicidio, los elementos detuvieron al joven.

El probable responsable fue puesto a disposición del agente del Ministerio Público de la Coordinación Territorial Coyoacán Dos, quien inició carpeta de investigación por el delito de homicidio doloso.

Al lugar del hallazgo acudieron elementos de la Policía de Investigación (PDI) y peritos que realizaron las primeras diligencias en el domicilio.

El cadáver de la mujer de 42 años fue encontrado en el segundo nivel del predio; tenía encima prendas de vestir que intentaban cubrirla, y presentaba signos evidentes de tener por lo menos ochos días de fallecida.

Mediante entrevistas que se realizaron a familiares se supo que el detenido era hijo de la ofendida, y que el pasado 9 de junio él se encontraba bajo los efectos de sustancias psicotrópicas cuando fue encontrado cubriendo con prendas de vestir el cadáver de la víctima.

Como parte de las investigaciones, se dio intervención a los peritos en materia de química para la identificación de alcohol y drogas en el imputado.

El resultado de las pruebas con luminol al interior del domicilio estableció que el homicidio fue en el interior de la casa, y que de la habitación en la que se perpetró el ilícito se arrastró el cadáver hasta el segundo nivel en construcción, donde el indiciado quiso esconderlo.

Un juez obsequió la orden de aprehensión contra el implicado, quien se espera sea vinculado a proceso en las próximas horas.

De encontrarse penalmente responsable de este delito, el indiciado podría alcanzar una pena de entre 10 y 30 años de prisión.

Comentarios