Dos libros para el despertar infantil

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Rompiendo con las historias clásicas de Disney que conciben a los niños como meros receptores, hay dos cuentos de reciente edición que apelan a su enorme capacidad de reflexión: El maestro no ha venido, de ediciones Pearson, y ¿Y qué buscan el sr. y la sra. Rana?, éste de actividades para preescolares de Ediciones Proceso.

Dos volúmenes, también, para los papás.

El primero narra la historia en verso de Cuco, un niño guerrerense del pueblo Tierra Caliente, en medio de una montaña “donde el verde sí que es verde”, y que a pesar de trabajar en la cosecha y de que sólo va a la escuela cuando puede, no deja de tener la inocencia del infante que se divierte jugando, como al treparse de un árbol.

Su maestro le enseña muchas cosas, entre ellas el derecho a no ser discriminado y a ser amado, pero también a sumar, restar, leer y razonar… Hasta que Cuco narra la tristeza que siente por no tener a su maestro, “sólo sabe que fue a luchar para el pueblo mejorar”.

Esta es parte de la historia de El maestro no ha venido, de Marcela Arévalo (Ciudad de México, 1967) e ilustraciones de Natalia Gurovich (Santiago de Chile, 1967), volumen que ya se puede encontrar en la mayoría de las principales librerías del país, y que apela por ubicarse como un libro-memoria sobre los 43 estudiantes desparecidos de la normal “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, Guerrero.

El cuento ha sido presentado en cuatro ocasiones, hace tres semanas a los padres de los normalistas, a quienes Arévalo contactó a través de la organización Café Zapata Vive, en la Ciudad de México. Les regaló a los padres de los “43” los ejemplares, un momento que calificó de “doloroso” ante la petición de un autógrafo, pero no para ellos, sino a nombre de los estudiantes. Recordó para Proceso:

“Fue algo fuerte, sin palabras, me decían el nombre de los chicos e iba dedicando el libro. Lo más valioso es que me agradecieron por él, porque –me dijeron– este tipo de trabajo les servía para sentirse acompañados en la lucha, y les daba fuerzas para seguir buscando a sus hijos.”

La autora escribió el cuento seis meses después de la tragedia de 2014, justamente para que los niños conocieran el país en su entera dimensión.

“¿Cómo contarles ese horror? Así que traté de situarlos a través de Cuco, y el contexto social en que viven los niños en comunidades, pero también en homenaje a esa gran labor y responsabilidad que tienen los maestros con pocos recursos en esos pueblos.”

Se trata del cuarto volumen infantil de Arévalo, luego de Los abuelos son de marte, De los gustos y otras cosas (sobre la diversidad sexual), y Mamá está triste, y planea un quinto sobre los miedos de los niños cuando les toca ir al doctor.

Por su parte Gurovich, quien tiene en su haber la ilustración de 16 publicaciones infantiles en editoriales mexicanas y extranjeras, así como diversas exposiciones de su trabajo, explicó que una de sus aportaciones personales, además de darle vida a Cuco y su entorno, se encuentra en las “guardas” (lo que une la tapa del libro con las hojas), donde se pueden ver 43 dibujos de brotes de plantas, que representan a los alumnos y “la esperanza por encontrarlos”:

“Es mi homenaje para ellos, y socialmente hablando una esperanza de que sean como un ‘fruto’ que se plante en las conciencias de los adultos que lo lean y en los niños que reciban el libro, pero también para no recordar el tema como algo apesadumbrado sino con esperanza, por más doloroso que sea el tema.”

El volumen también se encuentra a la venta a través de http://www.mypearsonshop.com.mx/

Dos ranas buscan ¿qué?

Por su parte el volumen ¿Y qué buscan el sr. y la sra. Rana?, historia e ilustraciones de la inglesa Rose Robbins, narra la aventura de dos ranitas en búsqueda de algo especial, en cuyo camino se encuentran una serie de aventuras a través de actividades.

Coordinado por la editora y gestora cultural Miriam Martínez Garza (Ciudad de México, 1974), quien también estuvo detrás de Origami, una sorpresa para cada mes y Tres caídas y un salto al mar (Proceso, 1971), también de Ediciones Proceso, el volumen parte de una pregunta a petición de la sra. Rana “¿qué será lo que ella quiere?”…

Así, la pareja se interna por laberintos, caminos y obstáculos divertidos, donde los niños no sólo tratan de encontrar una solución, sino comprender que se trata de luchar por lograr cumplir los deseos propios.

“Sin duda logramos nuestra meta en la búsqueda por fomentar esa reflexión en los niños más pequeños, el no temer ante los obstáculos…”

A decir de Rose Robbins (Suffolk, Inglaterra, 1991), quien estudió Ilustración en la Universidad del Oeste de Inglaterra e Ilustración de Libros Infantiles en la Escuela de Arte de Cambridge, los personajes de “sr. y sra. Rana” los ideó a través de su fascinación hacia los anfibios, en especial porque en su ciudad natal abundan los sapos y ranas, que constantemente se mueven buscando oquedades y desovar.

Entrevistada por correo electrónico, sobre las ilustraciones comentó:

“Me gusta trabajar las cosas lo más simple posible, así que me quedé con una paleta básica e hice los dibujos en una especie de serigrafía digital simulada, pero en realidad todo lo hice a mano y los colores se añadieron por computadora. Disfruté mucho resolviendo el tema de los colores y haciendo que la historia fluyera página tras página.”

Respecto a la violencia en el país explicó:

“He escuchado de la violencia en México… los libros en estos momentos son importantes como una guía, bienestar, pero también un escape. Hago libros porque quiero esparcir el mensaje de paz y amistad entre los niños que crecen en un mundo que parece estar lleno de odio y guerra. Me considero una persona un tanto miedosa, así que trabajar en este tipo de libros me ayuda también a calmar los nervios”.

¿Y qué buscan el sr. y la sra. Rana?, Origami, una sorpresa para cada mes con autoría de Vladimir Avatín (autodidacta del origami y ganador del segundo lugar de la Bienal Internacional de Arte en Miniatura) y dibujos del reconocido ilustrador y diseñador mexicano Alejandro Magallanes; y Tres caídas y un salto al mar, de Esteban Hinojosa Rebolledo (Campeche, 1987), lectura dirigida a niños de edad primaria que toca el tema del bullying y apela por la aceptación a sí mismos, ganadora del Premio Bellas Artes de Cuento Infantil Juan de la Cabada 2013, se encuentran a la venta en las principales librerías del país.

Este texto se publicó en la edición 2119 de la revista Proceso del 11 de junio de 2017.

Acerca del autor

Licenciada en Ciencias de la Comunicación (2005) con Diplomado en Relaciones Públicas (2014), habla inglés y francés, amante del cine y los idiomas. Se inició como reportera de deportes en su natal Veracruz, y luego en publicaciones de la Editorial Vía Satélite de la Ciudad de México. Forma parte de la Sección de Cultura y Espectáculos de Proceso desde 2007.

Comentarios