Fiscales demandan a Trump por mantener su actividad empresarial

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Karl A. Racine y Brian Frosh, fiscales de Washington DC y del Estado de Maryland, respectivamente, denunciaron penalmente al presidente Donald Trump por “romper múltiples promesas de campaña” y no separar su responsabilidad oficial de la actividad empresarial al recibir dinero de gobiernos extranjeros por negocios de los que no se ha desvinculado totalmente.

Se trata de la segunda acción legal más grande relacionada con emolumentos, después de una presentada por el grupo “Ciudadanos Por Más Ética y Responsabilidad”, en Washington, a la que se sumarán Congresistas Demócratas y otros grupos. La demanda se presentó ante la Corte Federal de Distrito de Maryland.

En rueda de prensa en Washington, el fiscal general del Distrito de Columbia, Karl Racine, dijo que la demanda se interpuso esta mañana ante un tribunal federal por una “flagrante violación” de Trump a las provisiones constitucionales contra la influencia del dinero de intereses extranjeros o nacionales.

Según los fiscales, nunca antes en la historia de Estados Unidos, un presidente había tenido una conjunción tan grande de intereses económicos de los que no se ha desvinculado, y ponen “la democracia en riesgo”.

De forma paralela, el gobierno de Trump sufrió otro revés luego de que otra corte de apelaciones confirmara este lunes, en gran parte, la suspensión del decreto migratorio de Trump, que restringe temporalmente los viajes a personas de seis países de mayoría musulmana.

El fallo emitido por la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito, en San Francisco, es el más reciente de una serie de acciones judiciales en rechazo a los esfuerzos de la Casa Blanca contra los viajeros musulmanes.

Con información de agencias

Comentarios