Universidades en la CDMX promoverán acciones contra la violencia de género; la UNAM, ausente en el acuerdo

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los rectores de cuatro universidades públicas y privadas de esta capital se comprometieron a promover acciones y generar propuestas con el fin de frenar la violencia de género en dichos centros de enseñanza superior.

A través de un desplegado de prensa, las autoridades del Instituto Politécnico Nacional (IPN), la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) –planteles Iztapalapa y Azcapotzalco–, así como la Universidad Iberoamericana y la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) censuraron también los actos violentos que viven las mujeres en los espacios universitarios y en la capital del país y demandaron el esclarecimiento de los casos registrados en algunas de esas instituciones educativas.

“Las comunidades de instituciones de educación superior de esta ciudad reprobamos la violencia contra las mujeres (…) y manifestamos nuestra disposición y voluntad para promover de manera conjunta acciones de análisis y generación de propuestas que contribuyan a mejorar el clima de tolerancia”, subrayaron.

El documento fue firmado por los rectores Enrique Fernández Fassnacht, del IPN, David Fernández Dávalos, de la Ibero; José Octavio Nateras Domínguez, de la UAM-Iztapalapa; Romualdo López Zarate, de la UAM-Azcapotzalco; y Hugo Aboites, de la UACM. Destaca la ausencia del rector de la UNAM, Enrique Graue.

La postura de las universidades surge luego del llamado que hizo Aboites a todas las instituciones públicas y privadas de la CDMX, para conformar un grupo de expertos y especialistas con el propósito de hacer frente al incremento de la violencia de género en los centros educativos.

El 24 de mayo, el rector de la UAC aseguró que los casos de desapariciones y homicidio en las inmediaciones de campus universitarios no eran casos aislados, sino parte de un problema de la ciudad. Por ello, dijo: “Como universidades debemos tener una postura activa frente a esto que está ocurriendo. Las universidades tienen un gran potencial de experiencia y conocimiento en violencia de género que no hemos aprovechado lo suficiente”.

En el mes de mayo se registraron dos casos que obligaron a las autoridades universitarias a encender las luces de alerta, con el homicidio de Lesvy Berlín Osorio, una joven de 22 años cuyo cuerpo fue encontrado en las inmediaciones del Instituto de Ingeniería de Ciudad Universitaria.

Durante el proceso de investigación, la Procuraduría General de Justicia local (PGJDF) filtró las declaraciones que hiciera la pareja de la víctima; criminalizó vía twitter a la estudiante y hasta hace dos semanas se negaba a entregar copia de la carpeta de investigación completa.

Pese a que esta muerte ocurrió dentro del campus universitario, la UNAM se encuentra fuera de este acuerdo de promover acciones en contra de la violencia de la que son víctimas las mujeres.

El segundo caso ocurrió días después, el 22 de mayo, en la UACM, cuando fue reportada como desaparecida la estudiante Belén Montserrat Cortés.

La movilización estudiantil obligó a la Procuraduría General de Justicia de la CDMX a tomar cartas en el asunto y un par de días después dio a conocer que la joven ya había aparecido, que se encontraba bien y que había abandonado el hogar paterno por voluntad propia.

A la fecha, sin embargo, la PGJ no ha mostrado a la familia ninguna evidencia de que Belén está bien físicamente y tampoco les ha entregado copia del expediente.

Es más, la familia no ha logrado establecer contacto con Belén desde el pasado 1 de junio.

Comentarios