Revés a Mancera: juez federal ordena frenar construcción de Línea 7 de Metrobús sobre Reforma 

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El gobierno de Miguel Ángel Mancera sufrió un severo revés en su pretensión de alterar la fisonomía urbana de la avenida más emblemática de la capital del país –el Paseo de la Reforma– con la construcción de la Línea 7 del Metrobús, luego de que un juez federal otorgó la suspensión definitiva a los opositores al proyecto de la obra agrupados en la Academia Mexicana de Derecho Ambiental (AMDA).

En un comunicado, el Consejo de la Judicatura Federal informó que el juez octavo de Distrito en Materia Administrativa, Fernando Silva García, ordenó a la administración pública capitalina detener los trabajos hasta que no se resuelva de fondo al considerar que el Paseo de la Reforma constituye un monumento histórico por ley, entre otros argumentos.

La resolución judicial privilegia también la preservación de las áreas verdes de la zona y periferia del Bosque de Chapultepec, cuidar la estructura urbana protegida de la mencionada vía –que incluye glorietas, fuentes, pasos peatonales y demás vestigios históricos–, además de implementar medidas necesarias para que no se afecte la vialidad de las zonas.

La suspensión del juez Fernando Silva estará vigente mientras se resuelve el amparo 841/2017 que promovió la AMDA el pasado 18 de mayo, después de que el gobierno de Miguel Ángel Mancera comenzó los trabajos de la línea que correrá de Indios Verdes a Santa Fe.

Para esta resolución, el juez consideró como fundamental un documento que presentó la Coordinación Nacional de Monumentos Históricos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), en el que aseguró que todo Paseo de la Reforma constituye un monumento histórico protegido, además de que la primera sección del Bosque de Chapultepec es monumento histórico desde 1931.

Criterios económicos

En entrevista con Apro, Ramón Ojeda Mestre, fundador de AMDA y Premio Mundial del Derecho Ambiental 2015, explicó que la decisión de Mancera se basa en criterios económicos y lucrativos más que ambientales, razón por la cual, aclaró, la organización promovió el amparo contra actos de las autoridades locales.

Dijo que las unidades de doble nivel que se proyecta usar en la nueva línea del Metrobús son más contaminantes porque operan con diésel, por lo que la medida no pone en primer plano el cuidado ambiental.

El exfuncionario capitalino reiteró que la AMDA no está contra la política movilidad del gobierno de Mancera, pero aclaró que exige un proyecto “menos agresivo” para el ambiente: “no en Reforma donde se afecta el patrimonio cultural, no en el Bosque de Chapultepec donde se talarán árboles”.

Una alternativa –indicó Ojeda Mestre– es el uso de vehículos eléctricos, una línea subterránea del Metro o una de Metrobús en calles paralelas, “pero el jefe de gobierno alega que es más caro, sobrepone los intereses a la salud ambiental de los capitalinos”, dijo.

Además, estimó que en la audiencia final del próximo 4 de julio el juez dará una sentencia favorable a la Asociación al considerar que se tienen todos los elementos jurídicos para este fallo. En caso contrario, adelantó que buscarán que el Tribunal Colegiado de Circuito emita una sentencia “acorde con el valor ambiental y jurídico de los capitalinos”.

El amparo –presentado el pasado 18 de mayo– fue admitido el primero de junio; sin embargo, esa ocasión el juez sólo concedió la suspensión provisional hasta que las autoridades de la Ciudad de México garantizaran que las obras se realizarían en las zonas tangenciales a las no protegidas en el Bosque de Chapultepec.

En el proceso, el juez también deberá determinar si el gobierno capitalino tiene facultades para realizar esta obra.

Comentarios